La gata de tres años de edad, tiene su propia página en Facebook y un vídeo de YouTube que ha sido visto más de un millón de veces. Con tan solo una mirada se puede entender por qué: Una mitad es negra con un ojo verde, la otra mitad tiene las típicas rayas naranja y un ojo azul.

¿Cómo un gato puede terminar así? Leslie Lyons, profesor de la Universidad de California, que estudia la genética de los gatos domésticos dijo que nunca ha visto a un gato exactamente igual que Venus. «Ella es muy, muy rara», dijo Lyons. «Pero todo tiene una explicación lógica y fácilmente comprensible, señala el portal web de National Geographic.

Las 2 caras del ADN

Algunos califican a Venus de “Quimera”, que según la acepción mitológica este ser era un híbrido formado por partes de diferentes animales. En el mundo de la investigación, este nombre se da a los gatos que contienen dos típos de ADN, causado por dos embriones fusionados.

Entre los gatos, las “quimeras” no son algo realmente raro, de hecho, muchos de los gatos mestizos tienen estas características. El distintivo moteado naranja con partes negras es un símbolo de un cromosoma X extra.

Pero las gatas, según Lyons, ya tienen dos cromosomas X, para que puedan lucir el color negro sin tener un X extra. Esto significa que Venus no tiene porque ser necesariamente una quimera. Para poder saberlo requeriría pruebas genéticas, dijo Lyons. Con muestras de piel de cada lado de la gata, «podemos hacer un ADN de huellas digitales al igual que en CSI y el ADN de un lado del cuerpo debe ser diferente de la otra.»

Photobucket

Misterio absoluto

En caso de que Venus no pudiese ser una quimera ¿Que podría explicar su extraordinaria cara?.

Una teoría consistiría en que tal vez el color negro se activó al azar en todas las células de un lado de su cara, mientras que el color naranja se activó por el otro, y los dos parches se unieron en la línea media de su cuerpo.

Photobucket

Los amigos de los gatos están sorprendidos por la división cromática del pelaje, pero su verdadera peculiaridad reside en el color azul de su ojo, pues lo normal es que sean verdes o amarillos. “Un gato de ojos azules puede ser un Siamés o un ejemplar blanco.” Explicó Lyons. Venus, por el contrario, solo tiene una pequeña mancha blanca en el pecho, con lo que estas razones son descartables. Como conclusión ante todo esto, podemos pensar que Venus sigue siendo un misterio absoluto.

Fuente: Katia Andreassi / http://www.nationalgeographic.es, Agencias

3 COMENTARIOS

  1. Hola,les digo que esta ciencia no se equivoca,al pareser para mi se equivoca porque yo tengo una gata asi llamada Luci y es cariñosa,tengo dos gatos un gato es como esa gatita Venus y mi otro gato es blanco con negro pero tiene la cara como venus y los ojos son uno celeste y otro amarillo,y creo que es muy normal que un gato halla nacido asi.

  2. Holis,la ciencia se esta equivocando mucho porque yo no soy grande pero mi padre es cientifica y ella dijo:No todos los gatos no son asi,por ejemplo arriba dice que los gatos blancos tienen los ojos celestes,pero hay otros que tienen amarillo y la gente puede tener ojos asi de otros colores al igual que los gatos,los gatos pueden poseer diferentes colores en los ojos por eso,usted señor Lyons se equivoca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here