Los recipientes de plástico, aparentemente inofensivos, pueden ser nocivos para la salud, en especial porque contienen tóxicos propensos a provocar problemas de fertilidad en las mujeres, advirtió una científica mexicana del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Algunos estudios revelan que ciertos tóxicos contenidos en ese tipo de envases, como el bisfenol A y los ftalatos, disminuyen la capacidad del óvulo para ser fertilizado, de acuerdo con Isabel Hernández, especialista del Departamento de oxicología de la institución.

Photobucket

Compuestos perjudiciales

El problema de los plásticos es que su continuo uso, el calentamiento y el lavado con detergentes, incrementa las posibilidades de que los compuestos dañinos que poseen se liberen, se incorporen a los alimentos y bebidas, «y de esta forma ingresen a nuestro organismo», señaló.

Explicó que los aditivos empleados por la industria para darles flexibilidad y dureza a los plásticos tienen agregados que al pasar al cuerpo humano pueden simular efectos similares a los de las hormonas que produce el organismo y de esa manera causar efecto en la ovulación y en la calidad fértil del ovocito.

Photobucket

Hasta el momento las exploraciones se han realizado en ratones de laboratorio y según la experta en toxicología reproductiva, los resultados preliminares apuntan a que al ser expuesto este roedor a bisfenol A, en concentraciones iguales a las que consumiría un humano, disminuye entre 20 a 25% la capacidad del ovocito para ser fertilizado.

Hernández y su equipo tratan de identificar los mecanismos por los cuales los tóxicos alteran la capacidad fértil de los óvulos y si esta anomalía podría ser una de las causas múltiples que contribuyan a la disminución en la fertilidad femenina.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here