Cafeterías y restaurantes de la capital uruguaya deberán retirar a partir de febrero todos los saleros y otros aderezos de alto contenido sódico de sus mesas, por disposición de la Intendencia de Montevideo.

La Junta Departamental de Montevideo aprobó por unanimidad la prohibición, que incluye la obligación de que las cartas de esos establecimientos incluyan advertencias sobre los efectos negativos de la sal.

 photo saleros2.jpg

Más vida

«Menos sal, Más vida. El consumo excesivo de sal de sodio es perjudicial para la salud», reza el texto de la advertencia, que incluye otros productos, como la mayonesa.

A partir de esta medida, los clientes que, no obstante, insistan en consumir sal, tendrán que solicitarla expresamente.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here