Casi tres mil millones de personas en el mundo están expuestos a los riesgos a la salud que causa la contaminación del aire por el uso de combustibles sólidos para cocinar, calentar e iluminar sus hogares.

Según una investigación que publicó recientemente la revista médica británica The Lancet Respiratory Medicine, un tercio de la población del planeta utiliza combustibles sólidos de origen vegetal, como madera, carbón de leña o carbón, para cocinar, calentar o alumbrar sus hogares, principalmente en Asia y África.

La Comisión calcula que alrededor de 600 a 800 millones de familias en todo el planeta tienen un mayor riesgo de enfermedades como las infecciones del tracto respiratorio, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma y cáncer de pulmón.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here