La organización rusa por los derechos de los consumidores, Rospotredbnadzor, presentó el viernes una demanda. En ella alega que le preocupa la calidad y seguridad de los productos del gigante estadounidense de comida rápida y solicita impedir su venta en el país.

La lista de productos a prohibir incluye hamburguesas con queso, de pollo y de pescado, aunque no el producto estrella de la compañía, una hamburguesa llamada Big Mac. Frente a la demanda, McDonald’s aseguró en un comunicado que no ha recibido ninguna queja de la agencia y que sigue las leyes rusas en lo que respecta a la producción de comida.

 photo Burger.png

Ola de escándalos

Hace tres meses la compañía cerró sus restaurantes en Crimea, región de Ucrania anexionada por Rusia. A su vez, McDonald’s se enfrenta estos días a un escándalo que también afecta a otras empresas de comida rápida.

Las sucursales en China de cadenas de comidas rápidas, incluyendo Mcdonald’s y KFC, han dejado de usar las carnes de un proveedor en Shanghái, tras acusaciones que les vendieron productos pasados de su fecha de vencimiento.

Y la filial japonesa de McDonald’s anunció este viernes la retirada de todos sus productos que contienen carne de pollo producida en China, tras el escándalo de la carne podrida supuestamente suministrada por la compañía china Husi.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here