James Capplman, un miembro del ayuntamiento (Alcaldía) de Chicago, EE.UU., presentó un proyecto de ley municipal que prohibiría alimentar a las palomas en los espacios públicos. El legislador propone castigar a los «delincuentes» con hasta 6 meses de prisión e imponer multas de unos 1.000 dólares. 

Según Capplman, numerosas aves se reúnen constantemente en los parques y las paradas de autobús y piden comida, lo que ensucia y llena de basura las calles de la ciudad. Agrega también que los restos de alimentos dejados en el suelo pueden atraer a las ratas.

Photobucket

Nada mejor que hacer

Cabe recordar que en algunos lugares de la ciudad ya se han colocado señales prohibiendo alimentar a las palomas bajo pena de multa de 500 dólares.

Algunos ciudadanos de Chicago, por su parte, consideran que es una medida estúpida, con la que las autoridades evitan tener que afrontar la solución de problemas más importantes.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here