La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió al cierre de 2019 sobre amenazas sanitarias en América del Sur durante el verano austral, según pronósticos de olas de calor para la región.

Las predicciones meteorológicas indican que el fenómeno natural “puede aumentar el malestar, reducir la disponibilidad de agua y contribuir al incremento del riesgo de incendios forestales y la pérdida de cultivos”, precisó un comunicado de alerta que insta a los países sudamericanos a generar planes de contingencia. Otros efectos nocivos se vinculan a los cortes de energía eléctrica, lo que reduce el acceso a fuentes energéticas para la ventilación, refrigeración y otros equipos necesarios es este tipo de contingencias como los aires acondicionados.

Temperaturas extremas en varios países

OPS considera como prioridad la protección de los ciudadanos y en ese sentido conminó a los gobiernos a evitar consecuencias fatales para los ciudadanos y en consecuencia adoptar medidas para contrarrestar los efectos de las olas de calor anunciadas entre el cierre de este 2019 y marzo de 2020.

Como parte de sus recomendaciones OPS instó a fortalecer la vigilancia epidemiológica de la morbilidad y mortalidad asociada al calor y mejorar la capacidad de los servicios de salud a través de capacitación de personal, mejoras en el diseño de hospitales y equipamiento de centros de salud en zonas de mayor riesgo.

Entre las personas con mayor riesgo de complicaciones y muerte durante una ola de calor el organismo regional cita a los niños, los adultos mayores, y aquellas que tienen enfermedades crónicas y requieren medicación diaria. La entidad panamericana de la salud recordó a las autoridades el deber de informar oportunamente a través de medios de comunicación sobre las posibles olas de calor y medidas de adaptación, prevención y autocuidado.

Según OPS “algunos países ya han avanzado en esta preparación, pero que el conocimiento de los riesgos es aún limitado y se necesita aumentar la capacidad de respuesta”. El presente año cierra una década de temperaturas cálidas extremas con 24 países suramericanos que emitieron alertas por olas de calor, a los que se sumaron Australia, Canadá, Estados Unidos, India, Pakistán, Japón y varios Estados de Europa.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here