Un estudio pionero de la Universidad de Tulane y la Universidad de Michigan publicado en Environmental Research Letters concluyó que la carne, lácteos y huevos representan cerca del 84% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos en los Estados Unidos.

Los científicos analizaron el impacto de más de 300 productos alimenticios y las dietas de 16.000 estadounidenses. Descubrieron que solo el 20% de los estadounidenses -los que comen la mayoría de los productos de origen animal- representan el 46% de las emisiones relacionadas con la dieta en general en un día normal.

Salvar el planeta desde nuestra casa

Los alimentos de origen vegetal como semillas, frutas, verduras, cereales, granos y nueces representan apenas el 3% de las emisiones relacionadas con la dieta. Se descubrió que las legumbres son las menos dañinas para el planeta, tanto así que representan solo el 0.3% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Reducir el impacto de nuestras dietas (al ingerir menos proteínas y calorías de origen animal) podríamos lograr reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero en los Estados Unidos”, dijo Martin Heller, investigador de la Universidad de Michigan. “Es una acción climática posible para todos, porque todos decidimos a diario lo que comemos”, agregó.

Esta no es la primera vez que comer productos de origen animal se ha relacionado con un daño sistemático y sostenido al planeta. El año pasado, la Alianza de Científicos del Mundo, un grupo de 15.000 científicos de 184 países, concluyó que los humanos deben cambiar su comportamiento y cambiar a una dieta basada en plantas para evitar la destrucción del ambiente.

Emisiones inducidas por humanos

Criar animales para obtener alimentos produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los automóviles, aviones y otras formas de transporte combinadas.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), las emisiones de dióxido de carbono de los animales de granja representan alrededor del 15% de las emisiones mundiales inducidas por humanos, y la producción de carne y leche es la principal culpable.

De hecho, incluso sin combustibles fósiles, excederemos nuestro límite de CO2e de 565 gigatones para 2030.

El estudio completo aquí:

http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/aab0ac

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here