Las aletas de tiburón examinadas recientemente en los mercados de China y Hong Kong contienen niveles peligrosamente altos de mercurio. Laura García Barcia, estudiante Ph.D. de biología marina de la Universidad Internacional de Florida, quien colabora con un equipo de Estados Unidos y Hong Kong, realizó el primer estudio que midió los niveles de mercurio tóxico en las aletas de tiburón que se venden en los mercados asiáticos.

El equipo descubrió que todas las muestras tenían cantidades asombrosamente altas de mercurio que son peligrosas para la salud humana, superando con creces las pautas y los límites legales establecidos por el Centro de Seguridad Alimentaria de Hong Kong. “Los resultados fueron sorprendentes”, dijo García Barcia. “Los niveles de mercurio son súper altos y, en promedio, de 6 a 10 veces más altos de lo que se consideraría un nivel seguro de mercurio en Hong Kong”.

¿Karma instantáneo?

El equipo examinó 267 recortes de aletas de tiburón de las nueve especies de tiburones más comunes en el comercio de aletas, probando en cada una los niveles de mercurio total y metilmercurio, la forma orgánica y altamente tóxica de mercurio. Las concentraciones en cada aleta de tiburón muestreada para este estudio excedieron el límite legal máximo en Hong Kong de 0.5 partes por millón.

El más alto de 55.52 partes por millón provino de un tiburón martillo. El nivel más bajo encontrado en las aletas muestreadas fue 0.02 partes por millón de un tiburón azul, la especie más común encontrada en este tipo de comercio. Si bien aún no está claro si los altos niveles de mercurio dañan a los tiburones, los impactos en los humanos son bien conocidos. La exposición prolongada al mercurio puede provocar daños cerebrales y del sistema nervioso central. También puede interferir con el desarrollo cognitivo fetal.

Yong Cai, coautor del estudio y presidente del departamento de Química y Bioquímica de la FIU, señala que las especies de peces que contienen mercurio superiores a una parte por millón a menudo figuran como “Opciones a evitar” por la Administración de Drogas y Alimentos. Las concentraciones de mercurio a 50 partes por millón se consideran extremadamente peligrosas.

100 millones de tiburones son asesinados cada año

El científico marino de la FIU, Demian Chapman, coautor del estudio, dijo que exceder estos límites no es solo un problema de salud, en realidad es ilegal. La legislación de adulteración alimentaria de Hong Kong establece que cualquier persona que venda un producto alimenticio con niveles superiores al límite legal puede enfrentar multas y cargos penales.

Los resultados de este estudio se utilizarán para lanzar campañas educativas que, según los científicos, ayudarán a reducir la demanda de aletas de tiburón. Según la investigación de la FIU, alrededor de 100 millones de tiburones son asesinados cada año. Se pescan ilegalmente y sus aletas y carne se comercializan ilegalmente y casi un tercio de las especies de tiburones en el comercio mundial de aletas están en riesgo de extinción.

Otras campañas se han centrado en el papel que tienen los tiburones en el mantenimiento de océanos saludables, pero ese mensaje no ha tenido eco en los grupos demográficos más antiguos de Hong Kong y China que los compran. “No todos los humanos se preocupan por comer un animal en peligro. Pero todos los humanos están preocupados por su salud”, dijo Chapman. “Ese podría ser un motor de cambio muy poderoso en el futuro”.

La investigación fue apoyada por Betsy & Peter Snow y el Instituto de Medio Ambiente de la UIF. Los hallazgos fueron publicados en Marine Pollution Bulletin.

Fuente: https://phys.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here