El árbol de moringa es definido como una maravilla natural y para distintos investigadores no debería faltar en ningún jardín. Todas sus partes son comestibles y aseguran tener propiedades beneficiosas para la salud y para la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Moringa es un árbol originario de Asia y África del que existen 13 especies distintas siendo las más comunes la Moringaestenopetala y la Moringa oleifera. Diversos estudios lo señalan como uno de los ejemplares que debería estar presente en todos los jardines por sus múltiples propiedades pero principalmente por ser una promesa para la lucha contra el hambre.

 photo arboldemoringa.jpg

Importante fuente de nutrientes

Todas las partes del moringa son comestibles, desde las raíces hasta las semillas de las frutas y es una planta con un alto valor nutritivo.

La moringa es rica en proteínas, vitaminas A y C y minerales fundamentales como calcio y potasio en grandes valores. Es considerada un componente nutricional de refuerzo para personas con desnutrición o falta de micronutrientes que resulta económicamente sostenible y a la vez saludable.

Por ejemplo:

Aporta siete veces más vitamina C que la naranja
– Aporta cuatro veces más vitamina A que la zanahoria
– Aporta cuatro veces más calcio que la leche de vaca
– Aporta tres veces más hierro que la espinaca
– Aporta tres veces más potasio que las bananas

Propiedades medicinales

Además contiene aminoácidos esenciales para el organismo y distintas propiedades medicinales.

Sus raíces contienen propiedades diuréticas que ayudan a eliminar los residuos y toxinas del organismo, así como también favorecen el sistema circulatorio y el aparato digestivo previniendo complicaciones como diarrea o estreñimiento.

Sus flores son ricas en antioxidantes que protegen al organismo de los radicales libres que dañan las células, y aminoácidos. Mientras que sus hojas tienen propiedades antibacteriales, antiinflamatorias y antivirales resultando útiles para casos de bronquitis, fiebre, ulceraciones, dolores musculares y otras complicaciones.

 photo arboldemoringa2.jpg

Purificación del agua

A su vez sus semillas son capaces de limpiar el agua gracias a sus propiedades antibacterianas. Contienen aceite y proteínas especiales que generan un polvo que elimina las bacterias presentes en el agua por lo que a través de un proceso de filtrado pueden purificarla para el consumo humano. Según estudios realizados por investigadores del Instituto de ciencias agrícolas de la Universidad Federal de Minas Gerais, la moringa puede eliminar hasta el 99% de los residuos del agua.

La moringa se puede consumir en polvo o en cápsulas como complemento alimenticio. Mientras que sus hojas y flores se pueden consumir crudas en ensaladas o para la elaboración de distintas comidas como por ejemplo la espinaca. Y sus semillas también se pueden consumir solas o agregarlas a otros alimentos. Con las hojas y las semillas se pueden preparar infusiones para beber en distintos momentos del día.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here