Francia Márquez, una colombiana afrodescendiente, líder social del departamento del Cauca, se hizo merecedora la semana pasada del premio Goldman Environmental, conocido como el Nobel del Ambiente.

El reconocimiento lo entrega cada año la Fundación Goldman, con sede en San Francisco, Estados Unidos, a defensores de la naturaleza y el medio ambiente, repartido en seis categorías en función de la zona geográfica.

Lucha contra la minería ilegal

Márquez, quien lidera actividades de conservación ambiental en el Cauca, en el suroeste de Colombia, resultó elegida como la mejor representante de Sudamérica. La fundamentación hizo referencia a su lucha por evitar la minería ilegal de oro en su tierra ancestral.

Víctima del desplazamiento forzado en su país como consecuencia de la violencia armada, la líder social de 36 años, declaró en esta capital que espera que el Premio Goldman sea un mensaje para el gobierno de Colombia.

Particularmente, señala, para que se tome en cuenta lo que está afectando a las comunidades afro, indígenas y campesinas del país y para transformar el modelo extractivista que tanto daño ambiental causa.

Discurso magistral

Espacios dedicados a la temática ambiental en varios de medios de prensa locales reprodujeron fragmentos o el texto completo de su ovacionada intervención durante la ceremonia en Estados Unidos, donde la activista recibió el reconocido galardón.

“Soy una mujer afrodescendiente, crecí en un territorio ancestral que data desde 1636”, comenzó de ese modo su discurso la líder social colombiana de 36 años de edad.

“Hago parte de aquellos que sueñan que algún día los seres humanos vamos a cambiar el modelo económico de muerte para darnos paso a construir un modelo económico que garantice la vida”. “Es hora de actuar, enfriar el planeta es nuestra responsabilidad”, añadió.

Agradecimiento póstumo a Berta Cáceres

Cuando hablo, continuó Márquez, “hablo por un lugar de justicia, no solo para negros, también para indígenas, mujeres”. En su emotiva alocución recordó a la líder social hondureña Berta Cáceres, ganadora del mismo premio en 2015 y asesinada en 2016.

«Este premio es un reconocimiento a todos los que resisten por defender el medio ambiente y la vida. Gracias a Berta Cáceres, que nos sigue acompañando», remarcó. La líder colombiana se identificó también como parte de los que luchan contra el racismo estructural y por seguir pariendo la libertad y la justicia. “Viva la Colombia Humana”, concluyó.

El Goldman, creado en 1989, será entregado este año también a Claire Nouvian (Francia), Makoma Lekalakala y Liz McDaid (Sudáfrica), Manny Calonzo (Filipinas), LeeAnne Walters (Estados Unidos) y Khanh Nguy (Vietnam).

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here