Comer grandes cantidades de grasas vegetales se asocia con un riesgo reducido de desarrollar un accidente cerebrovascular, según un nuevo estudio. Además, «una alta ingesta de grasa animal no láctea, carne roja total y carne roja procesada se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular».

El estudio que lleva por nombre, Ingesta de grasas en la dieta y el riesgo de accidente cerebrovascular: Resultados de dos estudios de cohortes prospectivos, observó a más de 117.100 estadounidenses. Esto fue durante un período de más de 27 años, dentro del Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud.

Menor riesgo con una alimentación vegana

Descubrieron que quienes consumían una cantidad “alta” de grasas vegetales tenían un riesgo total de accidente cerebrovascular más bajo. Esto incluye alimentos de origen vegetal como el aceite de oliva, nueces y semillas. Mientras tanto, quienes ingirieron una cantidad «alta» de grasas animales, tenían un mayor riesgo. Para ser precisos, tenían un 16% más de probabilidades de experimentarlo.

Aquellos que comían más carne roja tenían un riesgo 8% mayor de sufrir un derrame cerebral. Y aquellos que consumían carne procesada tenían un riesgo 12% más alto.

En un comunicado, el autor principal del estudio, Fenglei Wang, dijo: «Nuestros hallazgos indican que el tipo de grasa y las diferentes fuentes alimenticias de grasa son más importantes que la cantidad total de grasa dietética en la prevención de enfermedades cardiovasculares, incluido el accidente cerebrovascular».

Fuente: https://plantbasednews.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here