Cambiar a dietas sin carne puede ayudar a reducir los costos de los alimentos hasta en un tercio, según reveló un estudio de la Universidad de Oxford publicado recientemente. La investigación afirma que es más asequible adoptar una dieta vegana, vegetariana o flexitariana en países como EEUU, Reino Unido, Australia y partes de Europa occidental.

Específicamente, las dietas veganas se ubicaron en la cima como las más baratas y las vegetarianas en segundo lugar. En “Los Costos Globales y Regionales de los Patrones Dietéticos Saludables y Sostenibles: Un Estudio de Modelos”, los investigadores compararon siete dietas «sostenibles» con las dietas típicas en 150 países.

Entre un 25% y 29% más bajos

El objetivo era evaluar qué dietas consideradas mejores para el planeta son realistas para una adopción generalizada en términos de costo. Si bien se comprende cada vez más la importancia de los cambios en la dieta para una alimentación saludable, se sabe menos sobre las «dimensiones económicas» de tales cambios, según se lee en el estudio.

Al observar las dietas a base de plantas, los investigadores incluyeron principalmente alimentos integrales. Los precios evaluados se encontraron en el Programa de Comparación Internacional del Banco Mundial.

Entre los hallazgos se encuentran que las dietas veganas tuvieron los costos de alimentos más reducidos, entre un 25 y un 29 por ciento más bajos. Seguido por los vegetarianos, el siguiente más barato fue el flexitariano. Se señaló que las dietas pescetarianas eran las menos asequibles.

Un resultado sorpresivo para muchos

El Dr. Marco Springman es uno de los investigadores del Programa Oxford Martin sobre el futuro de los alimentos. En un comunicado en el sitio web de la universidad, explicó: “Creemos que el hecho de que las dietas veganas, vegetarianas y flexitarianas pueden ahorrarle mucho dinero va a sorprender a la gente”.

“Cuando los científicos como yo abogamos por una alimentación saludable y respetuosa con el medio ambiente, a menudo se dice que estamos sentados en nuestras torres de marfil promoviendo algo financieramente fuera del alcance de la mayoría de las personas”.

“Este estudio muestra que es todo lo contrario. Estas dietas podrían ser mejores para su saldo bancario, así como para su salud y … el planeta». A pesar de los hallazgos, el Dr. Springman enfatiza que muchas dietas de bajos ingresos tienden a contener grandes cantidades de alimentos con almidón. Esto es especialmente común en las dietas occidentales. También son habitualmente «insostenibles».

Fuente: https://plantbasednews.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here