La soledad y el aislamiento social inciden gravemente en la salud y aumenta el riesgo de muerte entre las personas de más de 50 años, sugiere la publicación Proceedings of the nacional of Sciences.

Según investigadores del University Collage, Gran Bretaña, el aislamiento social y la soledad son factores que pueden provocar una defunción temprana.

 photo soledad2_zps608f46b1.jpg

Sugieren más interacción social

Los especialistas analizaron, en seis mil 500 hombres y mujeres mayores de 52 años, la relación entre los efectos de dichos factores y el riesgo de fallecer. Para el estudio, los expertos consideraron como aislamiento social al contacto limitado con familiares, amigos y vecinos; y valoraron la soledad a través de un cuestionario.

Los resultados revelaron que el aislamiento social actúa de forma independiente a la hora de interferir en la salud, al contrario de la soledad, que necesita otras condicionantes, explicó Andrew Steptoe, autor de la investigación. El aislamiento predijo la muerte, independientemente de la salud de los participantes y de su entorno, pero el vínculo entre la soledad y la muerte se limitó a los participantes que padecían problemas mentales o físicos, refirió Steptoe.

A partir del estudio, los científicos, para promover la longevidad, sugieren a las personas mayores que incluyan en sus hábitos de vida y comportamiento estrategias para combatir la soledad y fomentar la interacción social.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here