La contaminación ambiental urbana incide en el incremento de las enfermedades cardiovasculares, consideradas la principal causa de muerte en el mundo, demostró un equipo estadounidense en un estudio publicado recientemente.

Para llegar a esa hipótesis, los científicos de la Brigham Young University, en Utah, obtuvo muestras de sangre de tres grupos de 24 jóvenes saludables, que no fumaban. El examen lo realizaron en tres etapas entre diciembre del 2014 y abril del 2015, y cuando los niveles de partículas contaminantes en el aire de la ciudad de Provo, donde radica el alto centro de estudios, eran bajo o altos.

Daño vascular

Como parte de la comprobación, averiguaron la presencia de micropartículas y células inmunológicas, como indicador de muerte celular. El sondeo arrojó que cuando concentraciones de partículas finas (PM2,5) eran altas, las muestras sanguínea tenían más unidades de células muertas del tejido de las paredes internas de las arterias, venas y pulmones, expresaron los autores en un artículo publicado en la revista Circulation Research.

El daño vascular es una característica basal de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, y produce complicaciones agudas graves, como el infarto cardíaco o cerebral, expresó el autor principal de la investigación, Arden Pope.

Al decir de Pope, estos resultados demuestran cómo la acción de respirar aire contaminado favorece no sólo la aparición de la enfermedad pulmonar, sino también cardiovascular.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here