Recientemente, Joaquin Phoenix se unió a más de 100 activistas por los derechos de los animales en una vigilia en honor a Regan Russell en el matadero Farmer John, propiedad de Smithfield, en Vernon, California. El pasado 19 de junio, Russell, que había estado luchando por los derechos de los animales desde 1979, fue arrollada por un camión de transporte que llevaba cerdos para sacrificarlos en el matadero Fearmans Pork en Burlington, Ontario, Canadá.

La activista de 65 años formaba parte de una acción de Toronto Pig Save (un componente del movimiento Animal Save), en la que un grupo de activistas se dedica a dar agua a los cerdos frente a las puertas del matadero. Russell se encontraba realizando esta tarea cuando el camión la mató. La activista además de luchar por los derechos animales participaba en otras causas como la justicia racial, la igualdad de género y otros demás vinculados con los derechos humanos.

Un sentido homenaje

“Regan Russell pasó los últimos momentos de su vida brindando consuelo a los cerdos que nunca habían experimentado la caricia de una mano amable”, dijo Phoenix. “Si bien su trágica muerte ha traído un profundo dolor en la comunidad de Animal Save, honraremos su memoria al confrontar vigorosamente las crueldades que tanto combatió al marchar con Black Lives Matters, o con su activismo por los derechos indígenas, la igualdad LGBTQ y vivir de manera compasiva gracias al veganismo”.

El 17 de junio, una nueva legislación de censura aprobada por el proyecto de ley 156 en Ontario prohíbe a los activistas “interactuar” con animales de granja para documentar su abuso y penaliza “que las personas interfieran con un vehículo motorizado que transporta animales de granja y que interfieran o interactúen con ese vehículo sin el consentimiento previo del conductor del mismo”. Russell, que asistía regularmente a vigilias locales, pensaba que el evento del 19 de junio, el día en que fue asesinada, sería su última protesta pacífica hasta que la ley pudiera ser revocada.

“El gobierno de Ontario puede tratar de silenciarnos con la aprobación de su proyecto de ley de censura 156, pero nunca nos iremos y nunca retrocederemos”, dijo Phoenix. “Mi corazón está con la comunidad de Toronto Animal Save y con el compañero de toda la vida de Regan, Mark Powell”.

La policía continúa las investigaciones

Desde la muerte de Russell, Powell ha contratado a un abogado para exigir justicia para su esposa y para revocar la nueva legislación. “Consideramos que este caso no termina con una muerte sin sentido o un importante distribuidor de carne”, dijo Powell. “Esta no es solo una lucha para vegetarianos, veganos y activistas por los derechos de los animales. Esta es una lucha por la inviolabilidad de nuestros derechos como ciudadanos libres para demostrar lo que creemos. Buscamos derogar el proyecto de ley 156 en su totalidad, y que se dé a conocer que creemos que la sangre de Regan está en manos de quienes apoyaron este vil legislación”.

El pasado sábado, el Movimiento Animal Save realizó un homenaje que reunió a un grupo de más de 220 activistas y miembros de la familia de Russell en el lugar en el que fue asesinada en Ontario. Allí muchos prometieron luchar para anular el proyecto de ley 156. El hijastro de Russell, Joshua Powell, creó una campaña de crowdfunding con el nombre de “Justicia para Regan”, cuyos fondos se utilizarán para continuar con el legado de la activista.

La policía local aún está investigando las circunstancias que rodearon la muerte de Russell y no se han presentado cargos.

Fuente: https://vegnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here