Zbigniew Pieczyk, un granjero polaco, buscaba un perro que guardase su rebaño de ovejas. Por eso cuando encontró un tierno cachorro de pastor alemán merodeando en los alrededores de su granja en la región Podlasie (en la frontera de Polonia con Bielorrusia) no dudó en adoptarlo.

Pero para Pieczyk, de 50 años, fue un auténtico trauma descubrir que su adorable cachorro era en realidad una cría lobo. “Pensaba que era un cachorro de perro pastor, pero al oírle aullar algunas noches empecé a sospechar que no era un perro sino un lobo”, ha explicado Pieczyk según recoge el diario Metro.

 photo lobo.jpg

Descubierto por sus aullidos

Los aullidos aumentaron y el granjero se dio cuenta de su error. “Al oírle cada noche me di cuenta de que había cometido un tremendo error y llamé a la policía”, ha relatado el polaco.

Afortunadamente, el cachorro no tuvo tiempo de sentir su instinto y no atacó a ninguna oveja. Tras recogerlo, las autoridades han estimado que el joven lobo está preparado para volver al bosque.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here