Un grupo de investigadores franceses ha anunciado los resultados exitosos de las primeras pruebas clínicas de un nuevo tratamiento contra el coronavirus Covid-19 (ahora conocido como SARS-CoV-2), que ha causado una pandemia que afecta a decenas de países.

Los especialistas del hospital universitario Méditerranée Infection, en Marsella, plantean que el nuevo coronavirus podría curarse con una combinación de dos medicamentos existentes: la antimalárica hidroxicloroquina y el antibiótico de amplio espectro azitromicina.

Cura efectiva

Estos fármacos fueron administrados conjuntamente y por separado a un grupo de pacientes en un experimento que involucró a 36 personas con covid-19, aunque parte de ellas no mostraban síntomas.

De esas 36 personas, 16 formaron el grupo de control al que no se le suministraron las sustancias mencionadas, mientras que los restantes 20 pacientes recibieron 200 mg de sulfato de hidroxicloroquina tres veces al día. Seis de ellos también tomaron 500 mg de azitromicina al día los primeros dos días y 250 mg los siguientes cuatro.

Los seis integrantes de este último grupo resistieron bien la combinación de los dos medicamentos, dando negativo en la prueba de coronavirus ya el quinto día, mientras que aquellos que tomaron solo hidroxicloroquina mostraron un nivel de recuperación del 50% en el quinto día, frente al 18,8% del grupo de control. Curiosamente, una paciente que siguió dando positivo tras ser tratada solo con hidroxicloroquina, a partir del octavo día se le suministró azitromicina y el día siguiente dio negativo.

En su informe publicado en International Journal of Antimicrobial Agents, los investigadores califican los resultados de “prometedores”, aunque admiten el limitado número de los participantes del estudio y la necesidad de continuar las pruebas clínicas.

Vacuna rusa estaría lista en 11 meses

El desarrollo de la vacuna de la Agencia Federal Médico Biológica de Rusia (FMBA, por sus siglas en ruso) contra el coronavirus ha concluido su primera fase, ha anunciado este lunes la responsable de dicha institución, Veronika Skvortsova.

Precisó que todas las etapas de pruebas y desarrollo finalizarán en junio y aproximadamente dentro de 11 meses la vacuna estará lista. “La vacuna ha pasado la primera fase del desarrollo”.

“Se trata de una vacuna recombinante, [que proviene] no a partir de un virus vivo, sino de proteínas que tienen los llamados ‘epítopos’, o sitios de unión al virus”, ha explicado Skvortsova. Un epítopo es la parte de la macromolécula del antígeno que reconoce el sistema inmunitario (por los anticuerpos, linfocitos B y los linfocitos T).

Fuente: https://actualidad.rt.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here