Tiburón Ballena Amenazado en Venezuela

Durante los últimos años, la crítica situación social y económica de Venezuela ha conllevado que varios grupos de animales silvestres (muchos en riesgo de extinción) sean utilizados para alimento. Uno de esos casos es el de los tiburones, pero es inaceptable cuando se trata del tiburón ballena, especie que se encuentra amenazada a nivel global.

Durante el año 2017 se ha registrado la matanza de varios individuos en aguas venezolanas por parte de comunidades de pescadores con el propósito de utilizar o comercializar su carne y aletas como alimento. Este problema se ha ido agravando con la escasez de alimento en el país, y los entes encargados de la administración de los recursos pesqueros como el Ministerio de Pesca y Acuicultura han hecho caso omiso a los llamados de atención que hacen las organizaciones sin fines de lucro como el Centro para la Investigación de Tiburones en Venezuela (CIT). En Venezuela, el tiburón ballena no se encuentra protegido, haciéndolo más vulnerable ante la explotación pesquera.

El primer caso, fue el de un tiburón ballena capturado por los pescadores en la localidad de Higuerote (Estado Miranda) en el mes de Enero. Los pescadores al llegar a la playa no pudieron sacrificar el tiburón debido a que los bañistas que se encontraban en el lugar no lo permitieron, y el animal tuvo que ser liberado. Posteriormente, en el mes de Marzo, otro tiburón ballena también capturado en redes de pesca fue masacrado en el Estado Falcón, y su carne repartida entre los pobladores. Más recientemente, otros dos tiburones ballena fueron descuartizados (estando todavía vivos) por pescadores en las localidades de Sante Fe (Estado Sucre) el 17 de Octubre, y en la Isla de Margarita (Estado Nueva Esparta) el 12 de Diciembre. En ambos casos, la carne y aletas de los tiburones fue comercializada en el mismo lugar de la matanza, sin que nadie pudiera hacer nada.

El último caso fue también en la Isla de Margarita el 17 de Diciembre, donde se registró el varamiento de un tiburón ballena en Playa Guacuco. En este caso se sospecha que el tiburón ballena fue capturado en redes, pero los pescadores no tuvieron capacidad de descuartizarlo mar afuera o transportarlo a tierra debido a que el animal medía 12 metros de longitud, y simplemente lo dejaron a la deriva, y éste fue transportado por las corrientes hasta la playa.

Así pues es evidente la necesidad de unir esfuerzos que conlleven a la protección de esta especie tan majestuosa e importante para los ecosistemas marinos, a través de una prohibición de captura y programas de investigación y educación.

Te pedimos que, por favor, te unas. La desaparición de una sola especie lleva al colapso del sistema entero. El momento es ahora. Mañana podría ser demasiado tarde.

Firma aquí:

https://www.change.org/p/centro-para-la-investigai%C3%B3n-de-tiburones-en-venezuela-cit-detengamos-la-matanza-del-tibur%C3%B3n-ballena-en-venezuela?expired_session=true

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here