Los resultados de laboratorio han demostrado que los microplásticos tienen efectos dañinos en las células humanas a niveles preocupantes. Un estudio publicado en el Journal of Hazardous Materials encontró que estas partículas microscópicas pueden provocar respuestas inmunes, muerte celular y otras disfunciones celulares. Los investigadores analizaron 17 estudios anteriores que se centraron en los impactos toxicológicos de los microplásticos en las líneas celulares humanas.

Luego compararon las concentraciones de microplásticos que afectaron la viabilidad celular con las concentraciones que los humanos generalmente ingieren a través del agua potable, los mariscos y la sal de mesa. Descubrieron que los microplásticos en los niveles ingeridos por los humanos pueden causar muerte celular, respuestas alérgicas, cruzar la barrera de la membrana celular y dañar las paredes celulares.

Peligrosa contaminación

Sin embargo, su impacto en el cuerpo humano es incierto porque no se sabe cuánto tiempo permanecen los microplásticos en el cuerpo antes de ser excretados. Evangelos Danopoulos, de la Escuela de Medicina de Hull York, Reino Unido, y autor principal del estudio dijo: “Nuestra investigación muestra que estamos ingiriendo microplásticos en niveles consistentes con efectos dañinos en las células, que en muchos casos son el evento iniciador de efectos sobre la salud».

“Sin embargo, la mayor incertidumbre en este momento es cómo se excretan del cuerpo los microplásticos ingeridos. Este es un punto crucial para comprender el verdadero nivel de riesgo». La contaminación por microplásticos está presente en todo el planeta. Incluso están en el Ártico y la Antártida. Una persona promedio consume inadvertidamente cinco gramos de plástico cada semana a lo largo de su vida diaria.

Eso es aproximadamente el peso de una tarjeta de crédito. ¡Esto equivale a unos 250 gramos por año! “Estamos expuestos a estas partículas todos los días: las comemos, las inhalamos. Y realmente no sabemos cómo reaccionan con nuestros cuerpos una vez que están adentro», agregó Danopoulos.

No hay forma de protegerse de los microplásticos

“Deberíamos estar preocupados. En este momento, no hay realmente una forma de protegernos». Danopoulos dijo además que la investigación destacó que los microplásticos de forma irregular, que se encuentran en su mayoría en el medio ambiente, son más peligrosos que los esféricos.

En este punto, necesitamos más investigación sobre exactamente cómo la ingestión de microplásticos puede afectar la salud humana. Pero hasta ese momento, todos podemos hacer nuestro granito de arena para reducir la cantidad de plástico que se vierte en los vertederos y los océanos.

¿Cómo podemos detener la contaminación por microplásticos?

Algunos de los consejos incluyen:

  • Cambiar a un estilo de vida sin plástico en general, lo que reduce la cantidad de plástico desechable de un solo uso que se usa a diario.
  • Elegir ropa de fibra natural en lugar de fibras sintéticas (que desprenden microfibras con cada lavado)
  • Lavar la ropa con menos frecuencia (una ronda de ropa puede liberar cientos de microfibras de plástico en el suministro de agua)
  • Denunciar a la industria del plástico por todos los gránulos de plástico que, sin saberlo, terminan en nuestras vías fluviales.
  • Conducir menos y elegir caminar o andar más en bicicleta (la conducción rápida provoca que más microfibras se desprendan de los neumáticos).
  • Evitar los cigarrillos ya que sus filtros son de plástico.

Fuente: https://www.totallyveganbuzz.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here