El papa Francisco abogó por la toma de decisiones concretas ante el creciente deterioro ambiental y pidió a los países desarrollados saldar su deuda ecológica.

En un encuentro en el Vaticano con los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea, el Sumo Pontífice recordó la proximidad de la cumbre mundial sobre cambio climático, prevista para fines de este año en la capital francesa, y los invitó a buscar soluciones e intentar llegar a acuerdos efectivos.

 photo contaminacion-del-agua.jpg

En contra de la pobreza y la destrucción del planeta

«Los animo a intensificar su trabajo para que en París se llegue al resultado deseado. De parte mía y de la Santa Sede no faltará el sostén para responder adecuadamente tanto al grito de la Tierra como al grito de los pobres, expresó.

Asimismo, señaló que toda labor debe guiarse por tres principios fundamentales: la solidaridad, la justicia y la participación. En ese sentido pidió que a las iniciativas contra la degradación ambiental se sumen otras contra la pobreza, pues, dijo, son los desposeídos los más afectados por el cambio climático.

Por otra parte, afirmó que «existe una deuda ecológica, sobre todo entre el Norte y el Sur del planeta, la cual está relacionada con los desequilibrios comerciales y con el uso desproporcionado de los recursos naturales». Además, señaló la importancia de implementar medidas como limitar el uso de la energía no renovable, contribuir a programas de desarrollo sostenible y cambiar el estilo de vida basado en el consumismo.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here