El gobierno de EEUU invertirá la asombrosa cantidad de 500 millones de dólares para expandir los esfuerzos de producción de carne y fomentar la competencia. El Departamento de Agricultura de este país hizo el anuncio bajo una orden ejecutiva del presidente Joe Biden.

La iniciativa se produce como resultado de que la industria se vio afectada tras la pandemia de COVID-19. Es un movimiento diseñado para impulsar y expandir la industria ganadera y ofrecer más oportunidades para los agricultores familiares. La iniciativa se produce en momentos en que la Casa Blanca se pronunció sobre un puñado de empresas gigantes que tienen la mayor cantidad de espacio en el mercado, con planes de cambiarlo para ofrecer una competencia “justa”.

Polémica decisión

“En resumen, los agricultores y ganaderos familiares están obteniendo menos. Los consumidores están pagando más y los grandes conglomerados del medio se llevan la diferencia”, agregó. Uno de los cambios propuestos por el USDA incluye un sistema más competitivo dentro de la industria avícola y regulaciones más estrictas.

El USDA está ofreciendo $150 millones adicionales para instalaciones de procesamiento a pequeña escala, reveló en un comunicado de prensa. El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, dijo: “La pandemia de covid-19 provocó una disrupción masiva para los productores, los trabajadores de alimentos y los consumidores por igual. Expuso un sistema alimentario que era rígido, consolidado y frágil”.

“Mientras tanto, quienes cultivan, procesan y preparan nuestros alimentos ganan menos cada año en un sistema que premia el tamaño por encima de todo lo demás”. Sin embargo, dijo que la medida de financiación “devolverá el poder a la gente”. Además, es una decisión que podría impulsar el mercado de la carne a pesar del asombroso crecimiento en la demanda de alternativas a base de plantas como resultado de la pandemia.

Continúan las contradicciones

Si bien la medida está destinada a diversificar el sistema alimentario, el gobierno de EEUU ya ha sido criticado por las decisiones de financiación relacionadas con la ganadería y el medio ambiente. Por ejemplo, el presidente Joe Biden anunció una propuesta de 2 billones de dólares para abordar el cambio climático y “fortalecer la infraestructura”.

Sin embargo, el plan no incluía ningún estímulo para evitar los productos de origen animal. Esto a pesar de los vínculos entre la ganadería y el colapso ambiental. La administración de Biden-Harris también ha recibido múltiples solicitudes para eliminar la agricultura industrial para siempre.

Fuente: https://plantbasednews.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here