Los lácteos se han convertido en un ingrediente muy común en los estantes de los supermercados, estando presentes en casi todos los alimentos, desde barras de granola, pasabocas salados, batidos «saludables», y por supuesto, en quesos y helados. Sin embargo, lo que importantes conglomerados estadounidenses como Big Dairy, no quieren que la gente sepa es que a pesar de campañas subsidiadas por el gobierno como «Got Milk?» y otros anuncios engañosos protagonizados por «vacas felices», la industria láctea en realidad está muriendo.

Desde inicios de 2018, cerca de 60 granjas lecheras en el estado de Indiana se han cerrado, y no son las primeras. Esta es una tendencia que ha venido sucediendo en todo el país, con 52 granjas lecheras en Nueva York perdiendo grandes contratos este año, y una serie de granjas lecheras y plantas de más de cien años de antigüedad que cerraron debido a la falta de ventas. Aunque esto puede verse como algo triste para las familias que dependen de estas granjas para obtener ingresos, se debe tener en cuenta que hay varios ex-productores de leche que han hecho el cambio exitoso a alternativas vegetales, como almendras y cáñamo por citar algunas.

¿Es sostenible la industria lechera?

Doug Leman, director ejecutivo de Indiana Dairy Producers, dijo que este no es un problema nuevo, y que en los últimos 50 años, los productores lecheros han estado produciendo más leche de la que los consumidores están comprando. Muchos agricultores también culpan a las mega corporaciones como Wal-Mart por el declive.

Leman tiene razón al decir que las granjas lecheras han estado sobreproduciendo. Ciertamente, muchos lácteos literalmente se han ido por el desagüe en las últimas décadas, pero poniendo las cosas en una perspectiva más clara, actualmente hay una reserva de queso en los Estados Unidos que es tan grande como el edificio del Capitolio.

Las vacas lecheras tienen vidas miserables y son cualquier cosa menos las vacas felices representadas en anuncios de leche. La vida de una vaca lechera típica implica coexistir en un espacio extremadamente sobrepoblado, inundado de excrementos y orina, donde son preñadas a la fuerza con métodos antinaturales siendo sus bebés arrancados inmediatamente después del parto para que la leche producida naturalmente para ellos se les pueda dar a los humanos. Las madres y los bebés lloran de angustia durante estos procedimientos, y algunas madres logran escapar para perseguir a los camiones y alcanzar a sus bebés.

Los terneros son llevados a las cabañas donde pronto serán convertidos en carne de «ternera» o criados para ser vacas lecheras. Y sí, cuando las vacas lecheras dejan de producir mucha leche, son enviadas al matadero.

Más conciencia animalista y ambientalista

A medida que se ha extendido la conciencia sobre las violaciones del bienestar animal en las granjas lecheras, cada vez más personas han comenzado a deshacerse de los productos lácteos. Además, el concepto de feminismo hace que muchas personas señalen la hipocresía de las «feministas» que consumen productos lácteos y apoyan financieramente a una industria que existe exclusivamente por el abuso y la explotación de las mujeres.

Por supuesto, la intolerancia a la lactosa generalizada (después de todo, los humanos no consumen leche después de la niñez, y mucho menos la leche de otra especie) también está causando que las personas dejen de comprar productos lácteos y recurran a alternativas populares a base de plantas tales como la soya, almendras, coco, arroz, anacardos, lino, guisantes, y la lista continúa.

Además, las personas preocupadas por el ambiente abandonan los productos lácteos ya que la industria es responsable de las peligrosas tasas de contaminación del aire y el agua, contribuyendo en gran medida a las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático… y además los lácteos enferma gravemente a las personas, pero claro, no le pregunte a un médico patrocinado por el lobby ganadero.

Fuente: http://www.onegreenplanet.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here