Las bebidas gaseosas edulcoradas pueden provocar daños irreparables al organismo humano en tan solo un mes, según investigadores británicos.

Los refrescos tan populares entre los jóvenes son capaces de “acarrerar problemas de salud de por vida”, aseguran los médicos. Es más, para perjudicar irreparablemente al organismo basta con consumir refrescos durante un mes.

Photobucket

Cambian el metabolismo

Según experimentos médicos de la Universidad de Bangor (Reino Unido), tomar bebidas gaseosas edulcoradas podría ser incluso más perjudicial de lo que se pensaba, aseveró el doctor Hans-Peter Kubis, director de la investigación.

Los resultados que mostraron los voluntarios del experimento indican que los efectos de estas peligrosas bebidas son de larga duración y pueden elevar los niveles de glucosa en la sangre tanto de hombres como de mujeres, además de generar diabetes de segundo tipo.

Además, los refrescos no sólo acumulan grasas debido a las calorías que contienen, sino que alteran la forma en que el cuerpo quema esas grasas. Kubis centró su preocupación porque las bebidas azucaradas cambian el metabolismo humano, lo que es inmediatamente peligroso para la salud.

Photobucket

Mejor tomar agua

“No sólo no se puede regular la ingesta de azúcar, sino que esta cambia nuestro metabolismo, de hecho parece que nuestros músculos detectan los azúcares y hacen al metabolismo más deficiente en el presente y también a futuro”, dijo. Según el doctor, beber refrescos durante tan sólo un mes cambia el cuerpo en forma permanente por lo que es más difícil perder peso.

“Esto va a llevar a una disminución de la capacidad de quemar grasa y a una acumulación de ellas en el cuerpo. Por otra parte, hará que sea más difícil para nuestro cuerpo hacer frente a los aumentos de azúcar en la sangre.” Finalmente advirtió que “ante los riesgos de salud que representan es recomendable que la gente beba mejor agua natural”.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here