Se espera que el consumo de carne per cápita de este año disminuya por primera vez desde 2014 en EEUU, según consultores del Instituto de Investigación de Política Agrícola y Alimentaria de la Universidad de Missouri. Se espera que la reducción en la demanda de productos animales afecte más a los productores de vacas, cerdos y pavos y dure hasta 2025 por lo menos.

La reducción se debe a la pandemia de covid-19, que provocó un aumento significativo en la tasa de desempleo que coincidió con el aumento de los precios de la carne. En los últimos meses, la escasez de carne ha surgido debido al cierre de mataderos y otras interrupciones en la cadena de suministro de carne después de que miles de trabajadores de la industria cárnica en todo el país dieron positivo para covid-19.

Mientras tanto, el grupo comercial Plant Based Foods Association reveló que las ventas de carne vegana aumentaron en un 148% durante el período de mayor compra en marzo y continuaron creciendo en un 61% en el mes siguiente, lo que representa una tasa de crecimiento que es dos veces más rápida que la de las carnes a base de animales.

Fuente: https://vegnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here