La Alcaldía de Berkeley anunció sus planes para reducir los productos alimenticios de origen animal que sirve en un 50% y reemplazarlos con opciones a base de plantas para el 2024. La decisión es parte del objetivo a largo plazo de la ciudad de California de eliminar por completo los productos de origen animal, informó The Daily Californian.

La medida convierte a Berkeley en la primera ciudad de EEUU en adoptar un programa de compra de alimentos completamente basado en plantas. La ciudad californiana actualmente abastece de alimentos a campamentos de verano, centros para personas mayores y la cárcel, entre otros.

Reduciendo el impacto negativo de la carne

Según la agenda de la reunión del 27 de julio, el consejo cree que el objetivo “acelerará la transición de la ciudad a dietas basadas en plantas”. Las preocupaciones ambientales, éticas y de salud motivaron la decisión. El informe de la agenda señaló el impacto negativo de la carne y los lácteos en las emisiones de gases de efecto invernadero, la escasez de agua y los “desastres naturales catastróficos”. También señaló problemas relacionados con el desperdicio de alimentos y enfermedades como la diabetes y el cáncer.

El alcalde de Berkeley, Jesse Arreguín, y la concejal Sophie Hahn fueron los autores de la resolución. “La simplificación de la transición de la ciudad de Berkeley hacia comidas basadas en plantas avanza la prioridad del Plan Estratégico de la ciudad de ser un líder global en abordar el cambio climático, promover la justicia ambiental y proteger el ambiente y respalda el objetivo del Plan de Acción Climática que la mayoría de los alimentos consumidos en Berkeley se producirán localmente”, dice la resolución.

Arreguín dijo que la iniciativa promoverá la “larga tradición de Berkeley de fortalecer el trato humano de los animales”. Berkeley fue noticia en 2017 cuando se convirtió en la segunda ciudad de Estados Unidos (después de West Hollywood) en prohibir la venta de pieles.

Un historial de protección animal

La concejal Kriss Worthington propuso la prohibición de las pieles para “fomentar una conciencia sobre la forma en que vivimos en el mundo y crear un entorno más humano en [Berkeley]”. La propuesta puso en evidencia que los productores de pieles matan a más de 30 millones de animales al año por sus abrigos.

Citando el sitio web de Free Fur Berkeley, la propuesta dice: “Estos animales a menudo son víctimas de condiciones crueles que incluyen estrés intenso, movimiento repetitivo y angustiado, automutilación e incluso canibalismo. Con la disponibilidad de innumerables variedades de tejidos adecuados, no hay necesidad de esta brutal industria”.

En 2019, Berkeley se convirtió en la primera ciudad de EEUU en lanzar una campaña del Lunes Verde. La iniciativa semanal tiene como objetivo fomentar la alimentación vegana.

Fuente: https://plantbasednews.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here