Recientemente, la organización animalista Animal Place sacó 1.000 gallinas de una granja productora de huevos en Fort Dodge, Iowa, a su santuario en California en dos aviones chárter pagados por un generoso donante. La granja de huevos, que pidió no ser identificada, había decidido “despoblar” 100.000 gallinas gaseándolas con dióxido de carbono, una práctica en la que muchos criadores de animales se están involucrando a medida que la pandemia de covid-19 continúa perjudicando la industria de la carne.

Sin embargo, la granja de huevos tomó la decisión inusual de permitir a los activistas rescatar a las aves, lo que provocó que los lugareños alertaran a Animal Place, que se especializa en operaciones de rescate a gran escala. Dos empleados de Animal Place condujeron durante casi 30 horas para coordinar el esfuerzo con ocho voluntarios locales.

Acción heroica

Allí, los activistas encontraron gallinas apiladas en jaulas de baterías, muchas con mala salud y algunas fallecidas, ya que los granjeros habían dejado de alimentarlas antes del rescate. “Todo el proceso, desde el viaje de 27 horas, llegar a la granja a las 3 a.m., cargar y descargar cajas completas de los aviones y vehículos, y pasar directamente a cuidarlos una vez que llegamos al santuario fue la experiencia más agotadora que he tenido”, dijo la directora de Cuidado de Animales de Animal Place, Hannah Beins.

“Lo volvería a hacer en un abrir y cerrar de ojos, porque hasta su rescate, estas gallinas nunca tocaron el césped ni sintieron la luz del sol, y ahora pueden vivir el resto de sus vidas como deberían hacerlo las gallinas”. Actualmente, todas las gallinas están siendo cuidadas para que recuperen su salud con el objetivo de lograr que sean adoptadas como “bandadas de patio trasero” en California. Aquellos que están demasiado enfermos para la adopción recibirán atención de por vida en Animal Place.

rescatan 1000 gallinas

“Dada la distancia y la logística, nuestro personal y seguidores tuvieron que trabajar aún más de lo habitual”, dijo el Director Ejecutivo de Animal Place, Kim Sturla. “Desafortunadamente, no pudimos rescatar a las 100.000 gallinas, lo cual es una gota en el cubo de los cientos de millones de gallinas que la industria del huevo mata anualmente, incluso en un año típico sin una pandemia global”.

Para celebrar las 1.000 vidas salvadas, Animal Place servirá de forma gratuita 1.000 almuerzos veganos a los trabajadores agrícolas locales y sus familias.

Fuente: https://vegnews.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here