Las nuevas pautas dietéticas danesas aconsejan a los ciudadanos que reduzcan o eliminen la ingesta de carne y consuman más alimentos de origen vegetal. La idea es ayudar a las personas a comer de manera más saludable, pero también de una manera más amable con el planeta.

Las pautas de Dinamarca son una parte clave de los planes del gobierno para reducir su huella climática en un 70% para 2030. Sugieren que comer más legumbres como frijoles y lentejas en lugar de pescado y otros productos animales reducirá significativamente la producción de C02 de una persona promedio.

Consumo que deja huella

Esta es la primera vez que las pautas dietéticas se han relacionado directamente con las emisiones. “Las pautas dietéticas oficiales han brindado buenos consejos sobre cómo podemos comer de manera saludable durante décadas”, dijo el ministro danés de Alimentación, Agricultura y Pesca, Rasmus Prehn, quien presentó las nuevas pautas.

“Es importante ahora dar el siguiente paso y ayudar a los daneses a comer de una manera más respetuosa con el clima”, continuó. “No hay un dedo levantado, sino una guía simple. Porque afortunadamente, lo que es saludable para el clima suele ser también saludable para nosotros. Por tanto, es importante que las directrices dietéticas tengan en cuenta la salud del planeta”.

La ingesta sugerida de carne se ha reducido de 500 g a 350 g por semana. Pero las pautas también recomiendan al menos 100 g de legumbres, como garbanzos, lentejas y frijoles, por día. Según las pautas, comer alimentos variados a base de plantas con moderación ayudará a mejorar la salud personal y planetaria simultáneamente.

Reducción de emisiones

Seis de cada 10 ciudadanos daneses dicen que quieren comer de una manera más sostenible. Pero la dieta nacional típica actualmente incluye mucha carne roja y productos lácteos, y la ingesta promedio de legumbres es cercana a cero. La ganadería es uno de los principales contribuyentes al cambio climático, mientras que el consumo de carnes rojas y productos lácteos, en particular, emite niveles significativos de emisiones.

Según el comunicado de prensa, la dieta media de los daneses emite actualmente poco más de ocho kilos de CO2 al día. Pero la Universidad Técnica de Dinamarca cree que reducir el consumo de carne a favor de alimentos de origen vegetal respetuosos con el clima podría reducir esto hasta en un 35%.

Dinamarca no es la única nación, que promueve los alimentos de origen vegetal por motivos sanitarios y ambientales. En 2019, las pautas nutricionales de Canadá eliminaron casi por completo los lácteos y enfatizaron mucho las proteínas veganas.

Fuente: https://www.livekindly.co/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here