El mundo animal no deja de sorprendernos, como demuestra un reciente descubrimiento que quizás haga que se tenga que añadir una nueva lección a las clases de ciencias naturales en las escuelas. Investigadores estadounidenses acaban de descubrir el que aseguran es primer pez 100% de sangre caliente , una categoría que hasta ahora estaba reservada a los mamíferos y las aves.

Según los expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés), se trata del llamado pez luna real, conocido con el nombre científico de Lampris guttatus y que habita en las profundidades de los océanos.

 photo pezlunareal2.jpg

Poco conocido

La temperatura del cuerpo de este pez poco conocido, del tamaño de una rueda de carro y de llamativos colores, está unos 5ºC por encima de la del agua en la vive, lo que le permite nadar más rápido y ver mejor.

La mayoría de los peces son poiquilotermos, lo que quiere decir que en vez de mantener una temperatura interna estable como los mamíferos, permanecen más o menos a la misma que la del ambiente en el que se encuentran.

Hay algunas excepciones a esta regla, ya que, por ejemplo, el atún, algunos tipos de tiburón y el pez espada no son considerados de pura sangre fría, porque mantienen calientes algunas partes de su cuerpo, como los músculos, los ojos o el cerebro, lo que se conoce como endotermia regional. En cualquier caso, todos tienen el corazón frío y los expertos señalan que el pez luna es el primero que se comprueba mantiene todos sus órganos a una temperatura estable.

 photo pezlunareal1.jpg

Un depredador más efectivo

Los responsables de la investigación, publicada en la revista Science, explican que por lo general los peces que viven en aguas profundas y frías suelen ser lentos y perezosos. En cambio, el pez luna, mueve sus aletas pectorales como si fuera un pájaro, lo que le permite nadar rápidamente y así perseguir a sus presas.

«Antes de este descubrimiento, pensaba que este era un pez lento, como la mayoría de los que viven en ambientes fríos. Pero gracias a que puede calentar su cuerpo, se ha convertido en un depredador muy activo que es capaz de cazar presas tan ágiles como los calamares y de recorrer grandes distancias», explicó el investigador de la NOAA Nicholas Wegner.

Los científicos señalan que la clave para que los peces luna no pierdan el calor se encuentra en sus branquias, donde tienen una especie de radiador con el que regulan su temperatura corporal.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here