Un estudio publicado en la revista científica Nature Food, ha encontrado que cerca de 90.000 muertes prematuras en China ocurren anualmente debido a la contaminación causada por la industria cárnica. Fue realizado conjuntamente por el Centro para la Sostenibilidad y Resiliencia Ambiental (ENSURE) de la Universidad China de Hong Kong y la Universidad de Exeter de Gran Bretaña.

El estudio es el primero de su tipo en correlacionar cómo los cambios en las dietas en China de 1980 a 2010 han aumentado las emisiones de amoníaco agrícola (NH3) de fertilizantes y estiércol de ganado y los impactos posteriores que ha tenido en la salud humana.

Aumento de las emisiones de amoniaco

De acuerdo con los hallazgos, una población en crecimiento y un mayor consumo de carne ha llevado a un aumento de 433% en la producción desde 1980, creciendo de 15 a 80 megatones. El autor principal, el profesor Amos Tai Pui-kuen de la Universidad China, dijo que el consumo de carne aumentó un 30% entre 1980 y 2010 y esto ha llevado a un aumento del 60% en las emisiones de gas amoniaco de prácticas agrícolas como el uso de fertilizantes a base de nitrógeno y estiércol de ganado que se filtra de los campos que cultivan piensos para el ganado.

«La población de China ha aumentado drásticamente en los últimos 30 años, y la cantidad de carne consumida por cada persona también ha crecido, de alrededor de 30 gramos por día a más de 150 gramos por día», dijo el profesor Amos Tai Pui-kuen al diario South China Morning. «Los habitantes de Hong Kong comen aún más, unos 200 gramos por persona cada día».

El equipo de investigación agregó que el amoníaco relacionado con la ganadería representa el 20% de la contaminación del aire en China y la pérdida de casi 90.000 vidas al año. Esto se debe a que el amoníaco reacciona con otros contaminantes del aire para formar partículas finas PM2.5, que pueden viajar a los pulmones y al torrente sanguíneo y causar enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Se debe reducir el consumo de carne

De acuerdo con las pautas dietéticas de China de 2016, se recomienda el consumo de carne por día entre 40 y 75 gramos, la mitad de lo que se consume actualmente. Los investigadores señalaron que si las dietas chinas pudieran ser menos intensivas en carne, se reducirían las emisiones agrícolas de amoníaco y se reducirían los efectos nocivos de la contaminación del aire en la salud de toda la población.

«No podemos deshacer el daño que ya se ha hecho, pero lo que podemos hacer es pasar a una dieta de verduras principalmente con una proporción mucho menor de carne», dijo Tai.

El coautor, el profesor Gavin Shaddick del Centro Conjunto para la Excelencia en Inteligencia Ambiental, agregó: “Demostramos que cambiar los patrones de consumo de alimentos no solo puede conducir a una mejor salud a través de dietas más saludables, sino que también tiene importantes beneficios colaterales en términos de impactos ambientales del sector agrícola y esos efectos adicionales sobre la salud humana».

Fuente: https://www.totallyveganbuzz.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here