«Habra más casos aislados de ébola en Europa, y posiblemente en España, pero el riesgo para la población seguirá siendo bajo». La advertencia la lanza el doctor David Moore, profesor de enfermedades infecciosas en la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Sostiene Moore que los medios han caído en una injustificada «histeria» a raíz del caso de Teresa Romero. «Una cosa es crear conciencia y otra cosa es difundir falsedades como ocurrió con el británico muerto esta semana en Macedonia», asegura el doctor Moore, con una larga experiencia combatiendo la tuberculosis en Perú.

 photo ebola11.jpg

Condiciones sociales

«Pese la gravedad del último brote de ébola, hay que poner la cosas en su contexto», insiste Moore. «La enfermedad se ha propagado en Sierra Leona, Liberia y Guinea porque estamos hablando de tres países devastados por la guerra, sin un sistema público de sanidad y con una asistencia médica muy precaria. El hecho de que el virus haya llegado a zonas de gran movilidad y a las grandes ciudades es lo que le diferencia de los brotes que han existido en el pasado».

«En Africa, muchos casos de contagio del personal médico han ocurrido precisamente como en España, al producirse el contacto con trajes de protección contaminados», recalca Moore. «Ese riesgo, que es esencialmente un error humano, va a existir en cualquier país europeo donde se trate la enfermedad. Lo que sí resulta extraño en el caso español es que no haya existido un seguimiento regular del personal de enfermería, y que no se actuara mucho antes, cuando se presentaron los primeros síntomas. El tiempo es un factor clave a la hora de prevenir la propagación de la enfermedad».

Asegura Moore que será inevitable que se produzcan «nuevos casos» en España y en otros países europeos. «Pero nuestros sistemas sanitarios están preparados para controlar la situación y hacer frente a este tipo de infecciones», advierte. «Habrá casos aislados en nuestro continente, pero no un brote de la magnitud que hemos visto en África».

 photo ebola17.jpg

Actuar en el lugar de origen

«Lo que es totalmente absurdo es implantar controles en las entradas de nuestros aeropuertos», advierte Moore, en una crítica directa a la medida recién aprobada por los gobiernos norteamericano y británico. «Se trata de una medida cara y totalmente inefectiva».

«Aunque se pase bajo revisión médica a la gente que viene de África Occidental, va a haber muchos pasajeros que va a llegar de otros destinos y que posiblemente hayan pasado por los países de riesgo en las tres últimas semanas», asegura David Moore. «Además, los criterios para examinar a los pasajeros van a ser muy aleatorios. Si un viajero llega con fiebre, hay más posibilidades de que lo que haya contraído sea malaria».

«Lo recomendable en cualquier caso es actuar en el lugar de origen», advierte el especialista en enfermedades infecciosas. «No sólo implantando controles, sino concentrando todos los esfuerzos médicos y económicos. Vivimos en una comunidad global en la que todos dependemos los unos de los otros. Lo que África Occidental necesita son medios para combatir el brote de ébola desde la raíz».

Fuente: www.elmundo,es, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here