En China se descubrió una nueva cepa del virus de la gripe porcina. La evidencia sugiere que la infección comenzó en personas que trabajaban en mataderos, así como en aquellos relacionados con la industria porcina.

Los científicos advierten que el virus G4 EA H1N1 posee ‘todas las características distintivas’ de poder infectar a los humanos, dándole un ‘potencial pandémico’. Se ha informado que el virus tiene similitudes con la gripe porcina que estalló en México en 2009, pero tiene algunas diferencias que significan que los humanos pueden no tener inmunidad.

Peligrosas mutaciones

Según un artículo publicado en la revista PNAS (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos) se trata de un virus presente en cerdos y que puede saltar con relativa facilidad a los humanos. “La vigilancia de los virus de la gripe en los cerdos es una medida clave para prevenir la aparición de la próxima gripe pandémica”, señalan.

Según este estudio, el virus (de nombre G4 EA H1N1) es muy reciente y tendría bastante facilidad para mutar. Que sea un virus nuevo, además, hace que las personas tengan poca inmunidad al mismo y la tasa de contagio potencial sea bastante elevada. Los científicos firmantes, formados en China, llaman a implementar «con urgencia» un control sobre este tipo de virus «especialmente entre los trabajadores de la industria porcina».

De acuerdo con los datos facilitados en el extracto del informe, de 2016 a 2018 se tomaron un total de 338 muestras serológicas a trabajadores de 15 granjas porcinas. El resultado fue que el 10,4 % de la muestra tenía anticuerpos del virus G4 EA H1N1, siendo mayor esta tasa entre los participantes con edades comprendidas entre 18 y 35 años, con un 20,5%.

«Los cerdos se consideran anfitriones importantes o “recipientes” para la generación de este virus. La vigilancia sistemática de los virus de la gripe en los cerdos es esencial para la alerta temprana y la preparación para la próxima pandemia potencial», aseveran.

1.000 millones de cerdos al año

En declaraciones a la BBC, Kin-Chow Chang, profesor de la Universidad de Nottingham, dijo: “En este momento estamos distraídos por el coronavirus y con razón. Pero no debemos perder de vista nuevos virus potencialmente peligrosos”. Agregó que aunque el virus aún no ha causado ningún problema, no debe ignorarse.

El mes pasado, el Dr. Michael Greger, experto en enfermedades infecciosas, advirtió que “el próximo coronavirus puede provenir de cerdos, no de pangolines”. “En 2016, surgió otro nuevo coronavirus en China (SADS), un virus de murciélago a cerdo que devastó granjas industriales de cerdos en la misma región de China donde el SARS había estallado”, dijo Greger en un video con Future Coalition.

“Entonces, mientras las poblaciones de pangolín están en declive, producimos más de mil millones de cerdos al año, casi la mitad solo en China, lo que genera la preocupación de que la próxima pandemia pueda surgir de animales de granja en lugar de animales salvajes”.

El Dr. Greger también habló sobre la pandemia de gripe porcina de 2009, que según él no provino del “mercado de aguas estancadas en Asia, sino que se produjo en gran parte en los EEUU en granjas industriales de cerdos”.

(Video del año 2009)

Aún se puede evitar

Este estudio ha sido rápidamente replicado por medios estadounidenses, que han buscado opiniones entre expertos ajenos al estudio. En Inverse.com, la epidemióloga veterinaria y experta en enfermedades zoonóticas de EcoHealth Alliance, Melinda Rostal, ha querido poner un poco de calma: «En este momento no hay evidencia de transmisión de persona a persona, por lo que no tenemos entre manos otra epidemia global».

Aclarado ese punto, Rostal recuerda en Inverse.com que existen pruebas contundentes de que si un virus «residente» en animales empieza a pasar de persona a persona sí tendremos problemas como los que estamos padeciendo ahora. «Tenemos que ser conscientes de este riesgo para empezar a tomar medidas que prevengan el contagio ahora, mientras todavía está en los cerdos», ha añadido, muy en la línea de lo que señalaba en el informe de PNAS.

Fuente: https://www.plantbasednews.org, https://www.abc.es/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here