La epidemia provocada por el nuevo coronavirus, Covid-19, tiene una larga lista de efectos negativos, sin duda encabezados por la muerte de más de 2.000 personas. Sin embargo, también hay efectos secundarios que pueden suponer un beneficio para el ambiente en general y el clima en particular.

No existen de momento estudios oficiales al respecto pero la web con sede en Reino Unido especializada en información sobre crisis climática CarbonBrief ha publicado un artículo firmado por Lauri Myllyvirta, analista en el Centro para la Investigación en Energía y Calidad del Aire en el que se indica que durante las últimas semanas, la crisis del Covid-19 puede haber provocado una reducción del 25% en las emisiones de China a la atmósfera de CO2, gas de referencia en el efecto invernadero y el cambio climático.

Un efecto temporal

No obstante, Lauri Myllyvirta, a quién CarbonBrief presenta como experto en calidad del aire y energía en China, advierte que este recorte de las emisiones de China será con toda probabilidad sólo un efecto temporal, hasta que el país recupere su actividad habitual.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero registró un primer punto álgido en China durante los días previos a la vacaciones de Año Nuevo Lunar, que cayeron el 25 de enero, y que se prolonga normalmente hasta el 10 de febrero.

Desde entonces, debido a las drásticas medidas de contención y a las restricciones a la circulación para frenar la epidemia, muchas fábricas permanecen inactivas o funcionan a medio gas, como destaca AFP a partir del informe publicado en CarbonBrief.

Importante reducción

Uno de los resultados de esta situación de crisis sanitaria ha sido que el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido en 100 millones de toneladas en comparación con el mismo período el año pasado, según los datos facilitados por Myllyvirta.

En las dos últimas semanas (del 3 al 16 de febrero), las emisiones de CO2 se acercan a los 300 millones de toneladas, según el estudio realizado por los expertos del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA) con sede en Finlandia.

Sin embargo, en las dos semanas siguientes a las vacaciones de Año Nuevo en 2019, el país había emitido 400 millones de toneladas. ”La reducción del consumo de carbón y petróleo muestra una reducción de, al menos, un 25% de las emisiones con respecto al período comparable el año pasado”, equivalente a una reducción del 6% de las emisiones mundiales durante el período, señala el estudio. Una caída de este tipo durante dos semanas podría representar, en sí misma, una reducción de aproximadamente el 1% de las emisiones anuales de la segunda economía mundial.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here