Cuatro ciudades chinas con una población total de 20 millones de habitantes han sido clausuradas y Beijing ha cancelado varios eventos públicos importantes en un intento por contener la propagación de un brote mortal de coronavirus.

Las autoridades prohibieron las conexiones de transporte desde Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, el jueves por la mañana, suspendiendo la movilización de autobuses, trenes subterráneos, transbordadores y cerrando el aeropuerto y las estaciones de tren a los pasajeros salientes. Más tarde en el día, las cercanas ciudades de Huanggang, Ezhou y Chiba, en el centro de China, también anunciaron restricciones de tráfico para evitar que los residentes se vayan.

Todas las vías de transporte bloqueadas

A partir de la medianoche, los autobuses de larga distancia, el sistema de tránsito rápido y la estación de tren en Huanggang estarían cerrados, según un aviso del gobierno local. Las salas de cine, los cibercafés y otros lugares de entretenimiento dejarían de funcionar. Los residentes no deben abandonar la ciudad, excepto por “razones especiales”.

Un aviso del gobierno en Ezhou dijo que el ferrocarril de la ciudad dejaría de funcionar el jueves por la noche. En la cercana Chiba, las autoridades dijeron que los autobuses y los conexiones de transporte rural se detendrían. Las autoridades también ordenaron a los operadores turísticos que cancelaran las operaciones y dijeron que no se realizarían más eventos culturales a gran escala.

Mientras tanto, el periódico estatal Beijing News dijo que la capital había cancelado eventos que incluían dos famosas ferias por el año nuevo lunar. Por separado, el operador ferroviario del país, China State Railway Group, dijo que los pasajeros podrían recibir reembolsos completos de los boletos en todo el país a partir del viernes.

633 casos confirmados

Han habido 633 casos confirmados de coronavirus, de la misma familia de virus que dio origen al Sars. Las autoridades temen que las vacaciones del año nuevo lunar, cuando cientos de millones de chinos atraviesen el país, exacerbarán un brote que ha llegado a casi todas las provincias del país, así como a los EEUU, Taiwán, Corea del Sur, Tailandia, Japón, Macao y Hong Kong. Vietnam y Singapur confirmaron sus primeros casos este jueves.

Las autoridades chinas han confirmado que 95 pacientes permanecen en estado crítico. Diecisiete personas han muerto desde que se detectó el virus a fines de diciembre, todas ellas en Wuhan.

En Wuhan pocos peatones estaban en las calles y las familias cancelaron los planes de reunirse para las vacaciones de año nuevo. Se observan fuerzas policiales especiales patrullando estaciones de ferrocarril. Los residentes y todos los trabajadores del gobierno ahora deben usar máscaras faciales mientras están en espacios públicos. La mayoría de los vuelos de ida desde el aeropuerto Tianhe de la ciudad fueron cancelados.

Los hospitales ya no están recibiendo pacientes

“Que yo sepa, tratar de contener una ciudad de 11 millones de personas es nuevo para la ciencia”, dijo a Associated Press el Dr. Gauden Galea, representante de la Organización Mundial de la Salud en China. “No se ha probado antes como medida de salud pública. En este momento no podemos decir que funcionará o no funcionará”.

La ansiedad en Wuhan se ha exacerbado por los informes de que los hospitales están rechazando a los pacientes porque no tienen suficiente espacio. Un hospital contactado por el medio británico The Guardian este jueves dijo que tenía entre 500 y 600 pacientes y recomendó que los pacientes fueran a un centro de salud comunitario. Ocho hospitales en Wuhan hicieron llamadas para donaciones de equipos de protección, según los medios chinos.

Las autoridades dijeron que construirían un nuevo hospital en seis días para acomodar a los pacientes, siguiendo el modelo de una instalación de aislamiento construida en Beijing durante el brote de Sars.

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here