China vuelca hoy la atención hacia la venta de animales silvestres en medio de crecientes sospechas que asocian esa actividad con el coronavirus responsable del brote de neumonía, que dejó al menos 17 muertos y 620 contagiados.

De acuerdo con el diario China Daily, la misteriosa y rápida propagación del patógeno 2019-nCoV evidenció el pobre cumplimiento de regulaciones en dicho negocio, el cual prolifera por la alta demanda de muchas especies exóticas usadas como alimento e ingredientes de la medicina tradicional.

Hacinamiento en jaulas

Un artículo de ese medio precisó que los mercados de ese tipo se caracterizan por tener los animales hacinados en jaulas y en ocasiones anteriores han sido la procedencia de enfermedades y virus que pasaron a los humanos como el del síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

Ahora voces autorizadas coinciden en que el 2019-nCoV emergió de un mercado de mariscos y otros animales vivos de la central ciudad de Wuhan, cerrado a principios de este enero porque los primeros pacientes eran clientes y trabajadores del lugar.

Se supo que allí se comercializaba de manera ilegal puercos silvestre, conejos, patos, zorros y serpientes. Científicos barajan a los dos últimos, a las ratas y a los murciélagos como posible fuente del coronavirus.

Un virus que muta y se adapta

Incluso las investigaciones llegan hasta la sureña provincia de Guangdong, donde se vende una amplia variedad de animales salvajes y muchas veces se le señala por ser el origen de nuevas enfermedades. China analiza todas las variantes mientras busca sin descanso al portador exacto del coronavirus, pero el trabajo se complejiza porque la cepa es nueva, presenta adaptaciones y mutaciones.

Solo seis de las 34 demarcaciones del gigante asiático están libres de contagios por neumonía y a la población le preocupa que conlleve al SARS, el cual infectó a ocho mil 98 personas y cobró las vidas de 774 luego de comenzar en Asia en febrero de 2003 y extenderse en pocos meses hacia Norteamérica, Suramérica y Europa.

Aunque todavía no se declara al 2019-nCoV una emergencia sanitaria de alcance internacional, cada vez más países toman precauciones para frenar su ingreso porque hay ocho casos confirmados en Tailandia, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos y Rusia, de ciudadanos chinos que estuvieron en Wuhan.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here