Dos mujeres indígenas chilenas que viajaron a la India para capacitarse en energía solar fotovoltaica consiguieron no solo cambiar su destino, sino la vida de su aldea, Caspana, situada en pleno desierto de Atacama.

Luisa Terán, de 43 años, y su prima Liliana Terán, de 45, otorgan a su pueblo de 400 habitantes una parte de la autonomía energética que requiere para sobrevivir.

 photo ingenierassolaresindigenas4.jpg

Ingenieras solares descalzas

Las dos primas viajaron en marzo de 2012 a la aldea india de Tilonia, en el estado de Rajastán, en donde se encuentra la sede de la universidad de educación popular Barefoot College (Universidad Descalza) para convertirse en «ingenieras solares descalzas».

La formación académica de esta organización social consigue que las mujeres aprendan a instalar, reparar y realizar el mantenimiento de las unidades fotovoltaicas en sus aldeas. Hasta el momento, 700 mujeres de 49 países de Asia, África y América Latina tomaron este curso.

«A la gente le costó aceptar lo que nosotras aprendimos en India. Al principio lo rechazaron porque éramos mujeres, pero poco a poco se entusiasmaron y ahora nos respetan», comentó Liliana Terán y publicó el portal Truthout.

 photo ingenierassolaresindigenas5.jpg

127 hogares beneficiados

Hasta 2013, Caspana solo contaba con un generador eléctrico, que le otorgaba a cada casa dos horas y media de luz durante la noche. Cuando el generador fallaba, los habitantes del pueblo quedaban a oscuras. Sin embargo, ahora el generador es una alternativa para las 127 casas que, gracias a las instalaciones solares que realizaron Liliana y Luisa Terán, adquirieron una autonomía de tres horas diarias de luz.

El equipamiento lo donó la empresa italiana Enel Green Power que, junto al Servicio Nacional de la Mujer y la Secretaría Regional Ministerial de Energía de Chile, se encargó de la capacitación de las dos primas en India.

 photo ingenierassolaresindigenas3.jpg

«Estoy súper satisfecha y contenta, la gente nos aprecia y valora lo que hacemos», afirmó Liliana Terán. Por su parte, Luisa comentó que hambas han contribuido a que «haya más respeto hacia las mujeres, ya que pocos hombres se hubieran atrevido a viajar tan lejos a aprender algo para el beneficio de la comunidad».

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here