Unos cinco mil niños se registraron hospitalizados de mayo a junio con problemas respiratorios en la Amazonía brasileña por causa de los incendios forestales, según una investigación divulgada hoy por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz). Por esos males, el riesgo de ingreso en esos dos meses resultó un 36% mayor para menores de 10 años que viven en las ciudades más expuestas a las quemas boscosas.

Los estados Pará, Rondonia, Maranhao y Mato Grosso aparecen como las regiones en la que se contabilizó la mayoría de los casos. El norteño Pará tuvo en junio 315 focos de incendio y en agosto 10 mil 185, un aumento de tres mil 133 por ciento. En Maranhao la cifra de brotes creció 349 por ciento, en Rondonia (tres mil 190) y en Mato Grosso (273), entre junio y agosto.

Aumento del doble estimado

En mayo y junio hubo un total de cinco mil 91 hospitalizaciones por mes en las ciudades analizadas, cuando eran esperados ingresos por dos mil 589. Tales resultados “sugieren un exceso de dos mil 500 hospitalizaciones de niños en los municipios más afectados por los incendios”, indica la investigación.

En septiembre, la Amazonia brasileña tuvo 19 mil 925 incendios forestales, cifra 19,66 por ciento inferior al del mismo mes del año pasado (24 mil 803).

La quema en la mayor selva tropical del mundo desató una reacción en masa de organizaciones ecologistas y la comunidad internacional que critica al presidente Jair Bolsonaro por su política a favor de la agroindustria y la minería en la Amazonia, en detrimento de las reservas indígenas y el medio ambiente, así como por la falta de una rápida reacción de su Gobierno para enfrentar el desastre natural.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here