Un medicamento barato descubierto en 1934 podría ser la solución contra el coronavirus. En la universidad de Lovaina, en Bélgica, descubrieron que la cloroquina es eficaz para combatir el SARS, otro coronavirus.

“Cuando investigamos sobre la cloroquina, en 2004, bastante después del brote de SARS, ya no había pacientes para probarla. Así que publicamos el artículo y dijimos que cuando se produjera un nuevo brote de coronavirus, lo probaríamos. Los médicos chinos leyeron el artículo y empezaron a probar la cloroquina”, explica el profesor Marc Van Ranst, virólogo de la universidad KU Leuven a la agencia de noticias Euronews.

Probado con éxito en China

El profesor Van Ranst cree que veremos casos similares a los de Italia: un pequeño brote que se extiende rápidamente. Y en su opinión, ya se puede hablar de pandemia.

“Por el momento, la Organización Mundial de la Salud no considera esta epidemia como una pandemia. No estoy de acuerdo. Cumple todos los criterios de una pandemia”, afirma Van Ranst. “Cuando las personas oyen la palabra pandemia, se asustan porque han visto demasiadas películas. Pero pandemia sólo significa que se distribuye geográficamente por todo el planeta. Si se compara con la gripe, es bastante grave, pero nada dramático como el Ébola. Hay pandemias con diferentes grados de severidad”.

Precisamente por ello, la existencia de un tratamiento asequible es aún más importante. Y según las autoridades chinas, la cloroquina parece funcionar. Pero hará falta demostrarlo. “Creo que a su debido tiempo habrá mejores antivirales. Pero también serán más caros. Por lo tanto, el nuevo antiviral debe probarse no sólo contra un placebo, porque sería poco ético. También deberá probar su superioridad frente a la cloroquina, que es extremadamente barata”, insiste Van Ranst. Hasta entonces, el mejor consejo sigue siendo lavarse bien las manos.

Fuente: https://es.euronews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here