Se ha descubierto que una dieta a base de plantas rica en soja reduce los sofocos de moderados a severos en mujeres con menopausia en un 84%. Los datos provienen de un estudio publicado por la North American Menopause Society en la revista Menopause.

El ensayo WAVS, el Estudio de mujeres para el alivio de los síntomas vasomotores, muestra que los cambios en la dieta pueden mejorar en gran medida los síntomas vasomotores de la menopausia, que consisten en sudores nocturnos y sofocos.

Desaparición de los sofocos

Los sofocos afectan hasta al 80% de las mujeres posmenopáusicas, que experimentan un aumento de calor en el pecho, lo que provoca enrojecimiento, sudoración y escalofríos. Por las noches, interfieren con el sueño. El estudio analizó el impacto de la dieta en mujeres posmenopáusicas que informaron de dos o más sofocos por día.

Las participantes fueron asignadas al azar a un grupo de intervención, hecho para comer una dieta vegana baja en grasas, que incluía media taza de soja cocida al día, mientras, otro grupo de control que continuó con su dieta habitual durante 12 semanas. No se utilizaron medicamentos ni extractos hormonales.

El estudio registró la frecuencia y gravedad de los sofocos, así como los síntomas vasomotores, psicosociales, físicos y sexuales. Casi el 60% de las mujeres que consumieron la dieta vegana rica en soja durante el período de estudio de 12 semanas informaron que sus sofocos de moderados a severos desaparecieron por completo.

Mejoras de salud generales

Además, se informó que la dieta reduce los sofocos totales (incluidos los leves) en un 79% y los sofocos moderados a severos de alrededor de cinco por día a menos de uno por día en un 84%. Muchas participantes también vieron mejoras en los síntomas sexuales, el estado de ánimo y la energía en general. Otras dijeron que su digestión mejoró y también bajaron de peso.

Según los investigadores, el efecto puede ser el resultado de las isoflavonas que se encuentran en los productos de soja. Los fitoestrógenos producen equol, un compuesto no esteroideo que puede ayudar a reducir los sofocos, cuando es digerido por las bacterias intestinales.

El estudio se basó en el nuevo enfoque de los síntomas de la menopausia descrito en el libro Your Body in Balance del Dr. Neal Barnard, MD, presidente del Comité de Médicos y profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington.

Una alternativa a la medicación

Al comentar sobre los hallazgos, el Dr. Barnard, quien dirigió la investigación, dijo: “Este es un cambio de juego para las mujeres de 45 años o más, la mayoría de las cuales ahora sabemos que pueden obtener un alivio inmediato de los síntomas de la menopausia más graves y preocupantes sin medicamentos”.

Los participantes del grupo de intervención quedaron igualmente asombrados por los resultados. “Esto fue básicamente un salvavidas para mí”, dijo una mujer. “He recuperado mi calidad de vida”, agregó otro. “Duermo mejor y mis sofocos disminuyeron enormemente”. “Antes de saltar a cualquier tipo de medicamento, probaría esta ruta, porque es fácil”, dijo una tercera participante y agregó: “Cualquiera puede hacerlo”.

Fuente: https://www.totallyveganbuzz.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here