La coherencia llevó a un joven de 15 años a rechazar un premio del concurso de la Fundación Antena 3 en España, llamado Te Toca. Su proyecto premiado se trataba sobre la obsolescencia programada y el premio era un iPod.

En un vídeo grabado durante la gala de entrega celebrada el pasado 3 de diciembre, subido a YouTube el joven explica ante el público sus motivos.

Sociedad obsolescente

Tras agradecer el premio a los jóvenes, «muchas veces olvidados en el mundo de los adultos», el muchacho -cuyo nombre no fue dado a conocer- explica que el premio, es contradictorio con el tema central del concurso: la excesiva producción de residuos que está transformando el planeta.

«Está claro que la tecnología y los objetos que consuminos habitualmente son necesarios, porque quién quiere quedarse sin música, sin ordenador o sin vehículos de transporte, pero también está claro que así no podemos continuar», afirma el joven en un breve discurso. «No se produce por el bien común, sino por el incentivo económico», recuerda.

Explica que la llamada obsolescencia programada, la fecha de caducidad con la que se fabrican algunos bienes como los bombillos -un ejemplo que él mismo propone- se basan más en el beneficio económico (cuando se funde hay que comprar uno nuevo) que en el del propio consumidor. «Si se te rompe la pantalla te compras un móvil (celular) nuevo, si se rompe la pata de una silla te compras una nueva», denuncia el muchacho.

Photobucket

Contradicción total

Según el joven, esta idea se ha extendido al ámbito psicológico, de forma que «dependemos de las modas, de nuevas versiones de productos». «Vivimos en una sociedad en la que hay que competir por tener lo mejor y lo último», destaca, «y por eso nadie se para a pensar en lo que estamos haciendo». «Nos educan desde pequeños para competir», afirma, de modo que «si tengo más dinero que tú es porque me lo he ganado y porque soy mejor que tú».

Concluye su discurso rechazando el premio «porque básicamente es una contradicción total con el tema del concurso», aunque insiste en dar las gracias de nuevo a la fundación responsable del evento.

La Fundación Antena 3 ha confirmado que, efectivamente, el joven expresó su deseo de rechazar el iPod, y al final acordó con él que éste se donaría a un hospital para que lo pudiese disfrutar un niño enfermo.

Fuente: Diario El Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here