Un niño de 15 años murió de peste bubónica en el oeste de Mongolia después de comer una marmota infectada, informó el ministerio de salud del país este jueves. Otros dos adolescentes que también comieron marmota estaban siendo tratados con antibióticos, dijo un portavoz del ministerio, Narangerel Dorj.

El gobierno impuso una cuarentena en un área de la provincia de Gobi-Altai, donde ocurrieron los casos. El ministerio de salud dijo que 15 personas que tuvieron contacto con el niño fueron puestas en cuarentena y recibieron antibióticos.

Prohibida la caza y el consumo de marmota

La peste se encuentra en las marmotas, grandes roedores que viven en madrigueras en los extensos pastizales del norte de Asia, y algunos otros animales silvestres en partes de Mongolia, el noroeste de China y el este de Rusia. El gobierno mongol advirtió al público que no cazara ni comiera marmotas.

En 2019, Mongolia impuso una cuarentena de seis días en su provincia más occidental de Bayan-Ulgii, que limita con Rusia y China, después de que una pareja de etnia kazaja muriera de peste después de comer marmota cruda.

En un caso no relacionado, un paciente infectado con peste en la región norte de China de Mongolia Interior está mejorando, según la agencia oficial de noticias Xinhua de China. Xinhua dijo que 15 personas que tuvieron contacto cercano con el paciente fueron liberadas de la cuarentena el domingo. La agencia dijo que el gobierno había terminado su respuesta de emergencia de alto nivel.

Fuente: https://www.theguardian.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here