El Comité de Médicos para la Medicina Responsable de EEUU, ente compuesto por 12.000 médicos, ha solicitado que el presidente de la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en ingles), Robert Harrington, MD, retire las pautas de bebidas recomendadas recientemente por esta organización a los niños, debido a la financiación que la AHA recibe de parte de la industria láctea.

Las recomendaciones, que describen lo que deben beber los niños de cinco años o menos, favorecen a la leche de vaca en lugar de las leches no lácteas. La Fundación Healthy Drinks, Healthy Kids enumera a la Asociación Americana del Corazón, la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia de Nutrición y Dietética y la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica como organizaciones consensuadas con miembros del panel de expertos. El Consejo Nacional de Lácteos de EEUU realiza pagos anuales a la Asociación Americana del Corazón para ser miembro del organismo conocido como Foro de Nutrición de la Industria.

Conflicto de intereses en detrimento de nuestra salud

“Si bien apoyamos las recomendaciones para la leche materna y el agua, las pautas que promueven la leche de vaca son perjudiciales para los niños”, dijo Susan Levin, MS, RD, dietista registrada en el Comité de Médicos en un comunicado. “Es importante tener en cuenta también que estas nuevas pautas sobre bebidas preferidas para niños que favorecían la leche fueron financiadas en parte por la industria láctea”.

La leche es la fuente número uno de grasas saturadas en la dieta de los niños. Diversas investigaciones muestran que la leche no mejora la salud ósea. Un estudio de 2012 publicado por la Asociación Médica Americana en Archivos de Medicina Pediátrica y Adolescente mostró que los niños activos que consumen las mayores cantidades de leche tienen más fracturas óseas que los que consumen menos.

Según los Institutos Nacionales de Salud, aproximadamente el 65% de los humanos tienen una capacidad reducida para digerir la lactosa después de la infancia. Más de 10 millones de niños de EEUU Luchan con alergias a la leche, la segunda alergia alimentaria más común. Y la leche también contiene azúcar en forma de lactosa y hormonas de crecimiento animal, así como drogas residuales y contaminantes.

“El calcio es un nutriente esencial, pero si los niños obtienen calcio únicamente de la leche, pierden el betacaroteno, el hierro y la fibra en las verduras”, explica Levin. “Los niños pueden obtener todo el calcio que necesitan de fuentes no lácteas como frijoles, tofu, brócoli, col rizada, panes, cereales y bebidas no lácteas fortificadas con calcio, sin ninguno de los detrimentos para la salud asociados con el consumo de productos lácteos”.

Fuente: https://worldanimalnews.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here