Viendo este asombroso animal de más de 1,2 metros de altura, no es sorprendente que la gente pueda pensar que este pájaro no es más que una figura mecánica. Sus ojos verde amarillentos y un enorme pico con forma de zapato casi le dan una expresión caricaturesca, y cuando mira a su alrededor, su cabeza se mueve como un robot.

Pero en las profundidades de los pantanos tropicales del este de África, encontrarás estas picozapato (Balaeniceps rex), a la orilla del agua, esperando durante horas el momento adecuado para atacar a sus peces favoritos.

El picozapato, una especie de ave pelecaniforme, es descrita en un documental de National Geographic como un ave con patas de cigüeña, pico de pelícano y cabeza de águila… y la verdad es que es una buena descripción. Pese a que no se parecen en nada, nos puede recordar al dodo (Raphus cucullatus) en el sentido de que es un ave que parece sacada de la imaginación de un niño.

Hábiles cazadoras

Son inquietantemente “prehistóricas”, y a pesar de su amable expresión, se sabe que incluso cazan cocodrilos jóvenes y lagartos como bocadillos. Permanecen inmóviles durante largos períodos de tiempo cada día, simplemente esperan pacientemente hasta que venga la presa.

Las picozapato son silenciosas, solo hacen ruido cuando juntan su pico rápidamente para saludar a otro pájaro o llamar a sus crías. Además de su pico gigantesco, hay una razón por la que este pájaro es llamado “el rey de los pantanos”. Sus alas pueden extenderse a más de 2 metros de ancho, y pueden volar distancias cortas a pesar de ser tan grandes.

Con sus características llamativas y su inquebrantable paciencia para la comida, es difícil no dejarse impresionar por estos gigantes. Eran incluso una especie querida para los antiguos egipcios, incluso apareciendo en sus obras de arte.

También están en peligro

Pero en las últimas décadas, estas magníficas criaturas han estado en peligro debido a la caza y destrucción de su hábitat por la exploración petrolera y la expansión de las granjas.

“Son aves valiosas, y la ausencia casi total de éxito reproductivo en cautiverio mantiene una presión constante sobre la población silvestre para satisfacer las demandas comerciales. Los picozapato son aves muy sensibles, y las exportaciones pasadas han implicado una alta mortalidad durante la captura, el tránsito y el cautiverio”.

Los residentes que viven cerca de los hábitats de estas cigüeñas en el lago Mambamba, en el este de África, han notado que las aves son objetivo del comercio, por lo que formaron grupos de voluntarios para vigilar a los presuntos cazadores furtivos y trabajar con las autoridades locales para denunciarlos.

Fuente: http://www.lacronica.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here