Sustituir una o dos porciones de proteínas animales con proteínas vegetales todos los días podría ayudar en una sustancial reducción en los tres principales marcadores de colesterol para la prevención de enfermedades cardiovasculares, sugiere un nuevo estudio.

Los beneficios para la salud podrían ser incluso mayores si las personas combinaran proteínas vegetales con otros alimentos que reducen el colesterol como viscosas, fibras solubles en agua de avena, cebada, psyllium, y esteroles vegetales, dijo el autor principal del estudio, el Dr. John Sievenpiper del Hospital St. Michael, ubicado en Toronto Canadá.

Un cambio saludable

El Dr. Sievenpiper dirigió una revisión sistemática e hizo el meta-análisis de 112 ensayos aleatorios de control en los que las personas sustituyeron las proteínas vegetales por algunas proteínas animales en sus dietas durante al menos tres semanas. Los resultados fueron publicados en el Journal of the American Heart Association.

El especialista asegura que la revisión indicó que el reemplazo de una o dos porciones de proteínas animales con proteínas vegetales todos los días, principalmente soya, nueces y legumbres (frijoles y guisantes secos, lentejas y garbanzos), podría reducir los marcadores principales de colesterol en aproximadamente un 5%.

“Puede que no parezca mucho, pero debido a que las personas en América del Norte comen muy poca proteína vegetal, aquí hay una oportunidad real de hacer algunos pequeños cambios en nuestras dietas y obtener beneficios para nuestra salud”, dijo el Dr. Sievenpiper, quien es un científico clínico que labora en el Centro de Modificación de Riesgos y Nutrición del Hospital St. Michael.

Estudios previos han demostrado los beneficios de reducir el colesterol de alimentos individuales o grupos de alimentos, pero en este documento se analizan los beneficios de sustituir las proteínas animales por proteínas vegetales. La mayoría de los ensayos controlados que estudiaron utilizaron proteínas de soya para reemplazar a las proteínas lácteas de origen animal.

Una clara diferencia

“Estamos viendo un gran interés en las dietas alternativas desde la mediterránea hasta las vegetariana en supermercados y centros médicos, y este análisis exhaustivo del más alto nivel de evidencia en ensayos aleatorios nos da más confianza de que estas dietas son saludables para el corazón”. dijo el Dr. Sievenpiper.

El estudio analizó el impacto de reemplazar proteína animal con proteína vegetal de tres marcadores clave para el colesterol: colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL o colesterol “malo”, que contribuye a la acumulación de grasa en las arterias y aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad de la arteria periférica); colesterol de lipoproteínas de alta densidad (no HDL-C o colesterol total menos HDL o colesterol saludable / bueno) y apolipoproteína B (las proteínas del colesterol malo que obstruyen las arterias).

Por el contrario, otro estudio publicado en la misma revista científica el año pasado, demostró que los pacientes con enfermedad cardíaca periférica que consumían productos de origen animal como la carne y los huevos casi triplicaban el riesgo de muerte prematura.

Fuente: Animallibre.org, https://www.eurekalert.org, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here