Investigadores del Imperial College de Londres indican que ya es muy tarde para detener la actual epidemia de zika que afecta a la mayoría de países de América Latina, por lo que habrá que esperar a que se extinga sola en un plazo de dos a tres años, cuando ya queden muy pocas personas por infectar.

Asimismo han llegado a la conclusión de que las medidas actuales de control no lograrán contener la epidemia, que empezó en Brasil en 2015 y que fue declarada emergencia global pública por la Organización Mundial de la Salud a principios de este año. Las preocupaciones sobre este virus en Brasil ha entrado en unas fase muy crítica, ya que se celebrarán próximamente los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

 photo epidemiazikareduccion2.jpg

Inmunidad de grupo

Los científicos, sin embargo, calculan que la epidemia de zika se autoextinguirá en unos dos o tres años, cuando el número de personas que quedan por ser infectadas sean tan bajos que pueda activarse un mecanismo conocido en epidemiología como “inmunidad de grupo”.

La llamada “inmunidad de grupo” se produce porque el virus no puede infectar dos veces a una misma persona, puesto que el sistema inmunológico genera anticuerpos para matarlo. Y eso significa que cuando quedan pocas personas que puedan resultar infectadas, la transmisión del virus ya no es sostenible, pues este queda aislado.

“Tratar de frenar la infección entre las personas significaría que se tardaría más en alcanzar el nivel de inmunidad de grupo necesario para frenar la trasmisión. También puede hacer que el tiempo entre una epidemia y la siguiente se acorte”, dijo Neil Ferguson, el principal autor de la investigación. El virus del Zika afecta ya a 41 países y territorios de América Latina y el Caribe, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Pocos son los países, como Chile y Uruguay, no afectados.

Fuente: http://www.hispantv.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here