223 views 0 comments

Llevan a cabo en China una campaña contra la extracción de bilis de oso

by on October 13, 2012
 

Ecologistas, celebridades e internautas se unieron en China para evitar que cotice en Bolsa una farmacéutica que usa bilis de oso en sus productos, ante las sospechas de que estos animales son torturados para obtener este preciado ingrediente de la medicina tradicional.

La campaña nació tras saberse que la firma farmacéutica Guizhentang, conocida por usar bilis de oso como ingrediente, había solicitado permiso para lanzar una oferta pública de valores para expandir su negocio, informaron la agencia oficial Xinhua y el diario “China Daily”.

Photobucket

Más de 300 mil peticiones enviadas por internet

A raíz de ello, la organización china “Beijing Loving Animals Foundation” decidió enviar una carta abierta a la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China en la que pide que la solicitud sea denegada.

La organización alega que Guizhentang podría estar involucrada en “actividades ilegales” o que salir a Bolsa podría violar los límites que la ley china establece para el uso comercial de órganos, pero también argumenta razones económicas, como que el futuro comercial de los productos con bilis de oso es incierto.

A la campaña se han unido muchos internautas, que en las redes sociales han escrito más de 300.000 peticiones para que la firma no pueda salir a Bolsa o incluso reclamando un boicot a sus productos.

Photobucket

Más conciencia

Las voces contra Guizhentang incluyen celebridades de la sociedad china, como presentadores televisivos, actores o el famosos jugador de baloncesto Yao Ming quien es un activo activista en contra de la extracción de la bilis de oso en corrales, quien sostiene que “los osos son bellos animales dentro de la naturaleza; tratémoslos con amor y cuidado”.

La medicina tradicional china considera desde hace milenios que la bilis de oso es beneficiosa para las enfermedades hepáticas del ser humano, por lo que ha sido uno de los ingredientes más preciados y caros del sector.

En los últimos años una mayor concienciación ambiental de los ciudadanos chinos ha generado rechazo a utilizar productos de este tipo, si bien el uso no está totalmente erradicado. Muchas de las granjas en las que se obtiene este producto mantienen encerrados a los osos todo el tiempo en pequeñas jaulas donde apenas pueden moverse, y se les conectan cables para la extracción de la bilis que les producen un gran dolor, en uno de los casos más conocidos de tortura animal en el país asiático.

Fuente: EFE, Agencias

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response