2198 views 0 comments

Estudios científicos demuestran los efectos dañinos de la contaminación del aire en la salud humana

by on October 13, 2012
 






La contaminación atmosférica, incluso a niveles generalmente considerados como seguros por las autoridades, aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular en un 34%, de acuerdo con un informe realizado en el Centro Médico Beth Israel Deaconess (EE.UU.). Pero además, de acuerdo con otra investigación, dirigida por un equipo del Centro Médico de la Universidad de Rush (EE.UU.), la exposición crónica a partículas de aire contaminadas puede acelerar el declive cognitivo en los adultos mayores.

Los dos estudios confirman algo que ya se sabía, como es el negativo impacto que tiene la contaminación atmosférica sobre la salud humana. Según la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), la contaminación del aire puede reducir la esperanza de vida de los habitantes del viejo continente hasta en tres años.

Photobucket

Índice negativo

En el primer trabajo se ha analizado la relación entre el riesgo de accidente cerebrovascular y la exposición a la contaminación atmosférica sobre más 1.700 personas que habían sufrido un accidente cerebrovascular. Los resultados mostraron que la exposición a la contaminación atmosférica se asociaba con un riesgo significativamente mayor de accidentes cerebrovasculares producto de la disminución del riego sanguíneo cuando el índice de calidad del aire de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) era de color amarillo en vez de verde.

(El Índice de Calidad de Aire es una escala muy simple a base de un código de colores que describe la calidad de aire. El rango es de verde, que significa bueno, hasta marrón, el cual quiere decir condiciones de calidad de aire peligrosas).

Photobucket

Los investigadores se han centrado en las partículas PM2.5, que provienen de una variedad de fuentes (centrales eléctricas, fábricas, camiones y automóviles y la quema de madera). Se absorben con facilidad por los pulmones y anteriormente ya se habían asociado con un mayor número de visitas al hospital por enfermedades cardiovasculares, como ataques al corazón.

El estudio ha sido capaz de calcular que el pico máximo de la exposición a la contaminación se produce 12-14 horas antes del accidente cerebrovascular. Esa información, aseguran, puede ser de gran utilidad a los investigadores que quieren examinar los mecanismos que hacen que las partículas PM2.5 causen un ictus.

Photobucket

Contaminación vehicular y derrame cerebral

El informe muestra que las partículas microscópicas carbonosas y el dióxido de nitrógeno, dos contaminantes asociados con el tráfico, están estrechamente vinculados con el riesgo de accidente cerebrovascular, lo que sugiere que la contaminación de carros y camiones pueden ser un grave problema de salud.

Los investigadores calculan que la reducción de la contaminación de las partículas PM 2.5 en un 20% podría haber evitado 6.100 de las 184.000 hospitalizaciones por accidentes cerebrovasculares en el noreste EE.UU. en 2007. Además, destacan que el estudio se ha hecho en Boston, una ciudad con un aire relativamente limpio, con unos niveles de PM2.5 más bajos que los observados en muchos en otras partes del país y, aún así, “encontramos que dentro de estos niveles moderados el riesgo de derrame cerebral es mayor en los días con más partículas en el aire”.

El otro estudio, realizado Universidad de Rush, confirma que las mujeres que estuvieron expuestas a niveles más altos de partículas ambientales, experimentaron una disminución de su funcionamiento cognitivo durante un período de cuatro años -los niveles más altos de exposición, a largo plazo, tanto para las partículas gruesas (PM2.5-10), como para las finas (PM2.5), se asociaron con un mayor declive cognitivo.

Photobucket

Deterioro evitable

Existen varios estudios recientes que analizan la contaminación del aire y la función cognitiva en adultos mayores, pero este es el primero que examina el cambio en la función cognitiva durante un periodo de tiempo, y si el tamaño de las partículas es importante.

El equipo de Jennifer Weuve evaluó la contaminación del aire en relación con el deterioro cognitivo en mujeres mayores, valiéndose de un estudio de que incluyó a 19.409 mujeres estadounidenses, de entre 70 y 81 años, durante un periodo de 14 años.

“Nuestro estudio exploró la exposición crónica a la contaminación por partículas del aire en relación con el deterioro del funcionamiento cognitivo en las mujeres mayores- explica Weuve. A diferencia de otros factores que pueden estar implicados en la demencia, como la dieta y la actividad física, la contaminación del aire es algo que podemos cambiar como sociedad, a través de políticas, regulaciones y tecnologías. Por lo tanto, si nuestros resultados se confirman en otras investigaciones, la reducción de la contaminación del aire es un medio potencial para reducir el deterioro cognitivo y la demencia”.

Fuente: ABC, Agencias






Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response