El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró la primera encíclica del papa Francisco, por sus reflexiones sobre el cambio climático, fenómeno que el Sumo Pontífice considera uno de los principales desafíos de la humanidad.

En un comunicado, el diplomático destacó que el texto de 191 páginas reconoce el impacto en las últimas décadas de la actividad humana en el clima, como el calentamiento global, advertido de manera recurrente por científicos.

 photo osopolar1.jpg

Derechos y obligaciones con la naturaleza

Ban también destacó la convocatoria del obispo de Roma a un diálogo respetuoso sobre el tema en todos los sectores de la sociedad. De acuerdo con el Secretario General de la ONU, la comunidad internacional tiene “la obligación de cuidar y proteger nuestro hogar común, el planeta Tierra, y de mostrar solidaridad con los más pobres y vulnerables”.

Asimismo, instó a los gobiernos a anteponer los intereses globales a los nacionales en materia ambiental, a partir de la adopción de un ambicioso acuerdo climático en París. La capital francesa acogerá en diciembre próximo una cumbre de la que se espera la adopción por los jefes de Estado o de Gobierno de un instrumento capaz de enfrentar las afectaciones del cambio climático.

En la encíclica papal divulgada el mes pasado, Francisco alertó sobre la relación íntima entre la pobreza y la fragilidad del planeta, demandó cambios profundos en los estilos de vida y criticó la falta de interés de los poderosos por los demás. El Sumo Pontífice intervendrá en septiembre de este año ante la Asamblea General de Naciones Unidas, donde seguramente abordará el asunto. Al respecto, Ban Ki-moon manifestó sus expectativas por la presentación de Francisco ante los 193 países miembros de la ONU.

 photo osopolar3.jpg

Llamada a la acción

Por su parte el director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), Achim Steiner, agradeció el llamado de acción que hizo el papa Francisco contra el cambio climático y el creciente deterioro ambiental.

“El Pnuma agradece la inequívoca llamada a la acción del papa Francisco para hacer frente a la degradación del medioambiente y el cambio climático”, dijo Steiner en un comunicado. “Esta encíclica es una llamada que resuena no sólo en los católicos, sino en todos los pueblos de la Tierra. La ciencia y la religión están alineados en esta materia: Ahora es el momento de actuar”, manifestó Steiner.

“No debemos pasar por alto que los más pobres y los más vulnerables son los que más sufren estos cambios que estamos viviendo. La gestión ambiental de la humanidad del planeta debe reconocer los intereses de las generaciones actuales y futuras”, aseveró el experto, y añadió “todos debemos reconocer la necesidad de reducir nuestro impacto ambiental y consumir y producir de una manera sostenible”. Steiner recordó que “somos la primera generación que puede acabar con la pobreza y la última generación que puede actuar para evitar los peores impactos del cambio climático”.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here