Todos los días hacemos docenas de elecciones que tienen un efecto dominó en el mundo que nos rodea y los animales con los que lo compartimos. Nuestro impacto en el planeta puede ser abrumador. Pero también significa que tenemos infinitas oportunidades para crear un mundo más sostenible, humano y compasivo.

Aquí hay cinco formas en que puedes comenzar a usar tu poder para ayudar a otros animales:

5. Elije una alimentación basada en plantas

No solo los animales criados para la alimentación son los que cuentan con que comas menos carne y lácteos. La ganadería es la industria más destructiva del planeta. Es responsable de la devastadora pérdida de hábitat, la contaminación, el cambio climático y otras amenazas a la vida silvestre. Lo bueno es que tiene al menos tres oportunidades al día para elegir alimentos que sean mejores para ti, los animales y el planeta.

Si estas comenzando con una dieta vegetariana o vegana, esta no tiene por qué ser de “todo o nada”. Comienza con el lunes sin carne o reemplaza una comida o ingrediente a la vez con alternativas basadas en plantas. Si ya eres vegano, ayuda a tus amigos a disfrutar de alimentos respetuosos con los animales y con el ambiente compartiendo tus platos favoritos y lugares para comer. Solicita en los restaurantes locales que incorporen más menús de origen vegetal para que haya más opciones para todos.

4. Consume sabiamente

Todo lo que compramos tiene costos más allá del precio, incluida la huella de carbono del producto, el agua y otros recursos naturales utilizados para fabricarlo, y lo que le sucede una vez que ya no es útil. Esos costos adicionales los paga la vida silvestre.

Una de las mejores cosas que podemos hacer para comenzar a reducir nuestro impacto en el planeta es aligerar la carga de cosas que llevamos con nosotros. Antes de comprar algo, tómate un segundo para preguntarte si realmente lo necesitas. Algunas veces la respuesta será sí. Sin embargo, es posible que te sorprenda la frecuencia con que dejarás pasar muchas cosas. Al mismo tiempo es de vital importancia elegir versiones de productos que duren más tiempo y tengan un menor impacto en el ambiente.

3. Tradiciones o costumbres que no funcionan para ti, los animales o el planeta

Seamos realistas: A veces las tradiciones navideñas se vuelven obsoletas o ya no coinciden con tus valores o tu estilo de vida. Ese plato que se sirve en la mesa todos los años, no tiene porque gustarle a todo el mundo. Esas tradiciones que te dan más problemas que felicidad probablemente tampoco funcionen para los animales o el planeta. Las comidas tradicionales “festivas” a menudo son platos cargados de carne. Los intercambios y decoraciones de regalos a menudo producen enormes cantidades de desechos.

Entonces, si no amas la tradición navideña, deja de hacerlo. Utiliza las próximas vacaciones como una oportunidad para volver a conectar con lo que realmente te importa. Ofrece experiencias significativas o regalos hechos en casa y vuelve a enfocarte en pasar tiempo de calidad junto a tus seres queridos en lugar de gastar dinero. Crea nuevas tradiciones como probar platillos a base de plantas o recolectar donaciones para tu refugio de animales local.

2. Usa tu voz

Aunque todos los animales del planeta se ven afectados por nuestra sociedad y sus leyes, ninguno de ellos puede votar. Pero podrían hacerlo.

La injusticia ejercida sobre los animales solo puede ser evitada si existen leyes para protegerlos. Los productos libres de crueldad y las alternativas sostenibles -incluidos nuestros sistemas de energía y transporte- necesitan el compromiso de los responsables de la toma de decisiones, los innovadores y las empresas para que sean realmente disponibles y asequibles para todos.

Usa tu voz para elogiar las políticas, productos y prácticas que benefician a los animales y el planeta, y protesta contra los que no lo hacen. Nunca pierdas la oportunidad de ir a las urnas y vota por los representantes que se opongan de verdad a la crueldad hacia todos los animales y que apoyen leyes de protección ambiental.

1. Mostrar también compasión a los humanos

Como amantes de los animales, a veces damos por sentado que las personas pueden valerse por sí mismas. Desafortunadamente, ese no es siempre el caso. Nuestras vidas están tan entrelazadas con otros animales que cuando somos crueles entre nosotros, los animales a menudo también sufren. Pero al ayudar a las personas, podemos ayudar a los animales.

Apoyar servicios sociales como bancos de alimentos, refugios que aceptan animales víctimas de violencia doméstica y educación para la aplicación de la ley en casos de crueldad, puede ayudar a proteger a las personas y los animales que cuidan. Y cuando se trata de hacer elecciones de estilo de vida respetuosas con los animales, brindemos a la gente el beneficio de la duda. El cambio no siempre es fácil, y los animales necesitan la mayor cantidad de personas haciendo la mayor diferencia posible.

Solo lleva unos minutos en las redes sociales darse cuenta de que vivimos en un mundo de amantes de los animales. Y juntos, a través de la acción y la compasión, podemos hacer que sea un mundo mejor para todos por igual.

Fuente: http://www.onegreenplanet.org, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here